Serranía de Manacacías, nueva área protegida del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia

Serranía de Manacacías, nueva área protegida del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia

2 de diciembre de 2023
  • El presidente de la República, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Parques Nacionales Naturales de Colombia hicieron este anuncio en la COP 28 que se lleva a cabo en Dubai.
  • Con una extensión de 68.030,6 hectáreas, la Serranía de Manacacías se convierte en el área protegida número 61 del Sistema de Parques Nacionales y la número 65 bajo la administración de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Dubai, Emiratos Árabes, 2 de diciembre de 2023. Hoy los colombianos celebran la declaratoria del área protegida número 61 del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia. Se trata de la Serranía de Manacacías, ubicada en el municipio de San Martín de los Llanos, en el corazón del departamento del Meta. El anuncio lo hicieron el señor presidente Gustavo Petro Urrego, la ministra de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Susana Muhamad y el director de Parques Nacionales Naturales de Colombia, Luisz Olmedo durante la COP llevada a cabo en Dubai.

La nueva área protegida resguardará aproximadamente 68.030 hectáreas que albergan 12 ecosistemas estratégicos pertenecientes a la región natural de la Orinoquía, caracterizadas por su gran biodiversidad. Sabanas estacionales tropicales, bosques de galería, palmares mixtos, pastizales, matorrales y herbazales y una extensa red de cuerpos de agua que mantienen un buen estado de conservación y sirven de refugio a centenares de especies de fauna.

La declaración del nuevo Parque Nacional fue posible gracias al concepto favorable de la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (ACCEFYN) y al trabajo mancomunado del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Parques Nacionales Naturales de Colombia, el Fondo Colombia en Paz, asociaciones comunales de la región, habitantes locales, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF Colombia), The Nature Conservancy (TNC Colombia), Patrimonio Natural, Wildlife Conservation Society (WCS Colombia), Conservación Internacional (CI), ReWild, Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA). Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, Fundación Puerto Rastrojo, Gobernación del Meta, instituciones locales como la Alcaldía, Notaría y Oficina de Instrumentos Públicos del municipio de San Martín de los Llanos; ANH y empresas del sector de hidrocarburos como Parex, Frontera, Cepsa, Geopark, Hupecol, Grantierra y Tecpetrol, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena – Cormacarena, y en su momento la Alianza para la Conservación de la Biodiversidad, el Territorio y la Cultura.

Cabe resaltar que esta declaración se da a partir de un proceso participativo con las comunidades de la región en el que los pobladores de la Serranía permitieron un diálogo social, cuyo resultado fue la firma de acuerdos que posibilitaron la creación de la nueva área protegida.

Este Parque Nacional Natural garantiza las condiciones ideales para el ciclo de vida de especies de flora y fauna, algunas de ellas incluidas en alguna categoría de riesgo. A la fecha hay 1093 especies de plantas con flores y en fauna sobresalen grupos de mamíferos, reptiles, aves -de las cuales 51 son especies migratorias-, anfibios, peces y crustáceos. En cuanto a mariposas hay 2  nuevos registros para Colombia y 2 posibles especies nuevas para la ciencia.

Otro aspecto clave de la conservación de este territorio es su papel como regulador hídrico regional, al estar ubicado en la zona de confluencia de los Andes y la Orinoquia, cobijando parte de la cuenca del río Manacacías.

Para Luisz Olmedo Zamora, director de Parques Nacionales Naturales de Colombia, la declaración de la nueva área protegida, además de mostrar el compromiso del país para cumplir la meta de proteger el 30% de su territorio, ratifica que en Colombia es posible implementar el diálogo social para alcanzar objetivos relacionados con la conservación de la biodiversidad.

Hemos hablado de hacer la paz con la naturaleza y para poder alcanzarla necesitamos del diálogo social. Un diálogo social en el que todos trabajemos  para alcanzar metas importantes de conservación como la de proteger el 30% de nuestro territorio antes del 2030. El Parque Nacional Serranía de Manacacías es un perfecto ejemplo de cómo se puede crear un área protegida a partir del diálogo. Acá todos concertamos la importancia de declarar área protegida a este hermoso lugar y muchos de los habitantes hicieron sacrificios personales para construir un bien común. A esto es a lo que nos referimos cuando hablamos de hacer la paz con la naturaleza”, afirmó Olmedo.

Para Sandra Valenzuela, directora de WWF Colombia, “esta declaratoria permitirá avanzar en el cumplimiento de las metas de biodiversidad, al conservar ecosistemas no representados en el Sistema, y cumplir una función climática al ser un área de regulación y conectividad para ecosistemas de los Andes, la Orinoquia y la Amazonia”.

Asimismo, señaló que “desde que Manacacías fue incluido dentro de las áreas prioritarias para la conservación, WWF Colombia ha acompañado el diálogo social con habitantes del área, autoridades municipales y departamentales, y distintas organizaciones de la sociedad civil, para contribuir en la determinación de las condiciones en las que se encontraban los predios incluidos en la propuesta de declaratoria y resolver las inquietudes de los propietarios frente al proceso de compra de sus tierras. Hoy, Manacacías es clave en el trabajo de conservación y producción sostenible que hacemos como parte de la iniciativa Herencia Colombia”.

Claudia Vásquez directora de The Nature Conservancy (TNC Colombia) resalta que la declaración del Parque Nacional Natural Manacacías es un paso importante para que Colombia alcance sus metas 30 x 30 de Conservación de la Diversidad Biológica, con las que se comprometió a proteger el 30% de su territorio para el año 2030.

Gracias al apoyo de la Fundación Wyss y Art into Acres (a través de ReWild) TNC apoyó al Gobierno de Colombia en la compra de predios para la creación del nuevo parque en este ecosistema increíblemente diverso y de importancia mundial. La creación del PNN Manacacías es solo una parte de la meta que nos hemos puesto como organización de conservar 200 mil hectáreas de la serranía de Manacacías. Con el fin de que esta área protegida no se convierta en una isla de conservación, venimos trabajando en su zona de amortiguación en la incorporación de prácticas agropecuarias y productivas sostenibles, y estrategias de conservación por parte de los propietarios”, explica Vásquez.

El nuevo Parque aporta a la representatividad del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, a la conectividad, provisión y regulación hídrica regional. Se busca que a futuro sea un importante escenario para la conservación, recuperación, investigación, educación y la recreación de nacionales y extranjeros comprometidos con la conservación del ambiente.