Parques Nacionales Naturales de Colombia (PPNC) invita a trabajar de manera conjunta para prevenir incendios forestales y los daños y pérdidas que estos causan a las áreas protegidas

Parques Nacionales Naturales de Colombia (PPNC) invita a trabajar de manera conjunta para prevenir incendios forestales y los daños y pérdidas que estos causan a las áreas protegidas

24 de enero de 2024

Se hace un llamado a la ciudadanía para acatar las recomendaciones de las autoridades ambientales y ayudar a disminuir el riesgo de incendios forestales en las áreas protegidas.

 

  • La ocurrencia del fenómeno El Niño aumenta las probabilidades de incendios forestales en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP).
  • El 100 % de los incendios forestales ocurridos en el SINAP es causado por acciones humanas.

 

Debido a la escasez de lluvia y a las altas temperaturas ocasionadas por el fenómeno El Niño, el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SINAP) se vuelve más vulnerable a la ocurrencia de incendios forestales. Uno de los eventos más palpables e impresionantes, no solo porque pueden ser de difícil control y liquidación, sino, porque a su paso dejan huella -la mayoría de las veces irreparable- en las funciones y servicios ecosistémicos naturales y culturales.

  • La regulación hídrica disminuye, en consecuencia, el abastecimiento de agua para riego y para el consumo de las especies, incluida la humana, se reduce. En caso de incendio forestal, esta puede verse afectada de manera permanente. 
  • Los incendios forestales emiten gases que favorecen el calentamiento global. 
  • Hay migración de especies de fauna lo que las hace más susceptibles a los efectos de la variabilidad climática y, por ende, a una reducción de la biodiversidad y de especies endémicas.
  • Las comunidades no solo pueden ver afectadas sus viviendas e infraestructuras, sino también su bienestar y la práctica de sus costumbres tradicionales y ancestrales.

Frente a esta condición climática, la prevención de incendios forestales es fundamental.  Es una responsabilidad compartida que involucra individuos, comunidades, autoridades locales y organizaciones. La colaboración y la adopción de prácticas seguras son claves para reducir la ocurrencia de incendios forestales. En este sentido, vale la pena tener presente que los incendios forestales en el SINAP son el resultado de quemas agrícolas descontroladas, quema de desechos orgánicos e inorgánicos y basuras, actividades de caza, instalaciones de agua que implican el manejo del fuego para el pegue de mangueras, acciones recreativas que susciten hacer fogatas o fumar.

La adopción de buenas prácticas para la prevención de incendios forestales en el SINAP es muy importante para evitar pérdidas y daños ambientales y humanos. Garantizar la conservación de las áreas protegidas, garantiza buenas condiciones para habitar y manejar de manera sostenible los  territorios. 

Proteger los Parques Nacionales Naturales nos interesa a todos.

Recomendaciones para la prevención y reducción de incendios:

No arrojes colillas de cigarrillos ni fósforos.

No realices fogatas.

No quemes basuras ni material orgánico e inorgánico.

No arrojes basuras ni ningún tipo de material inflamable que favorezca la expansión de los incendios forestales (plásticos, botellas, espumas, enseres).

Evita actividades recreativas riesgosas, principalmente, en las áreas protegidas con vocación turística. Acata las normas e instrucciones dadas.  

Respeta las restricciones y prohibiciones impuestas durante períodos secos y de alto riesgo. Esto puede incluir restricciones de quemas  y el uso de maquinaria.

Presta atentación a las posibles señales de ocurrencia de incendios forestales, tales como, columnas de humo. 

Reporta de manera inmediata a las autoridades locales cualquier incendio. Sigue las instrucciones y mantente a salvo. No intentes ninguna acción de control y liquidación sin entrenamiento previo.

Desarrolla planes de emergencia comunitarios que incluyan medidas de prevención y respuesta ante incendios forestales. 

Vigila con tu comunidad aquellos sectores donde pueden ocurrir incendios forestales. 

La detección temprana es clave para una rápida respuesta y contención.

La colaboración y la comunicación son clave en la preparación y respuesta efectivas.