Yachaywasi, una casa ecoturística donde se ‘mambea la palabra’

Fue abierta por los indígenas de la etnia yanacona, en el resguardo Papallaqta Pamba, en San Sebastián (Cauca), con el respaldo del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sotenible que se ejecuta desde el Parque Nacional Puracé. La idea es que este espacio apoye las tradiciones de la comunidad y promueva el ecoturismo en la región.

En esta casa, que combina paredes de madera y concreto, se gesta lo que para los yachas o médicos tradicionales de la etnia yanacona representa un espacio curativo, de armonización, de paz espiritual.

También es el escenario para el  desarrollo de celebraciones tradicionales, en las que la discusión y los argumentos cobran su trascendental importancia, donde se “mambea la palabra”, tal cual lo definen los nativos.

Pero sus instalaciones también están hechas para visitantes o turistas, porque desde allí pueden conectarse con las tradiciones y la naturaleza de la región.

Se trata de la Casa del Saber  Ancestral, la Casa de la Sabiduría, bautizada también como Yachaywasi. Los indígenas la construyeron como una estrategia para realzar su cultura, pero, además, para impulsar un proyecto turístico que los apoye económicamente. Está en Cauca, dentro del  corregimiento de Valencia, del  municipio de San Sebastián y en terrenos del resguardo Papallaqta Pamba o comunidad del Valle de las Papas, en límites con el Huila.

Y además de transformarse en un lugar sagrado por su valor cultural que, entre otras cosas, exalta el valor del fuego, es uno de los resultados del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local  Sotenible (DLS), financiado por la Unión Europea, que se trabaja desde el Parque Nacional Puracé, y que busca, entre otros objetivos, apoyar iniciativas económicas sostenibles entre las comunidades indígenas, en este caso, enfocadas al ecoturismo.

“En Yachaywasi se mezclarán cuatro componentes sociales arraigados entre los yanacona, para darlos a  conocer entre los visitantes: la fabricación artesanal, la medicina tradicional y la sabiduría local; aunque también funcionará como un espacio para realizar prácticas que buscan la armonización social y espiritual de la comunidad”, explicó César Rosasco, profesional del Apoyo Presupuestario DLS en el Parque Nacional Puracé.

Allí se pueden conocer detalles de cómo los indígenas usan las plantas típicas de la zona para curar sus dolencias, también artesanías y expresiones culturales como danzas o musicales como las chirimías.

Muy cerca de la casa existe otra vivienda donde se pueden hospedar hasta 80 personas, a quienes se les puede ofrecer alimentación y recorridos guiados por la zona, y que el DLS también impulsó con elementos para su dotación. Esta vivienda era sede de la Policía y estuvo a punto de ser destruida en medio del conflicto armado con las Farc. “La Policía se retiró y nosotros asumimos la propiedad, pero nos tocó hablar con los comandantes guerrilleros de la época para que no la demolieran”, explicó Juan Carlos Hoyos Anacona, gobernador del resguardo Papallaqta.

Yachaywasi y este hospedaje aledaño beneficiarán a casi mil personas que habitan en el resguardo. “Queremos resaltar nuestras costumbres, enseñarlas, como por ejemplo mostrar el poder sanador de tantas especies de flora. Pero, al mismo tiempo, intentaremos producir algún ingreso adicional que refuerce nuestra economía”, agregó Hoyos. Porque todo en su conjunto se ha transformado en un templo que los yanacona quieren preservar en el tiempo, como lo han hecho hasta ahora con sus creencias.