Guardaparques avistan osezno andino o de anteojos en el Parque Nacional Natural Cueva de los Guacharos

Screenshot_20210307_114401

Screenshot_20210307_114349

Screenshot_20210307_114334

Este Parque Nacional fue declarado en el año de 1960, convirtiéndose en la primera área protegida del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Bogotá, 07 de marzo de 2021.  Este fin de semana, durante un recorrido de vigilancia y control en el Parque Nacional Natural Cueva de los Guacharos, uno de nuestros guardaparques logró captar con su cámara la presencia de un osezno de oso andino o anteojos, el cual se estima tiene aproximadamente entre 4-6 meses de edad. Al percatarse de la presencia de la osa, el funcionario se dispuso a grabarla a la distancia, pero al adentrarse en la montaña, solo pudo grabar al pequeño animal.

Desde el 2018 esta área protegida ha realizado acciones para conocer el estado de conservación de la especie oso andino Tremarctos ornatus, logrando instalar 20 cámaras trampa, de las cuales en cinco estaciones de fototrampeo se ha logrado captar la presencia del oso. Lo anterior, permite tener información suficiente para avanzar en las acciones de conservación de la especie en la zona.

El registro de esta cría y en sí, la presencia de oseznos en las áreas protegidas de Parques Nacionales Naturales indica el buen estado de conservación de los ecosistemas andinos que se protegen en estas zonas, las cuales ofrecen todos los recursos necesarios para la reproducción y sobrevivencia de una de las especies más carismáticas y que se encuentra en categoría de amenaza vulnerable a la extinción, según el Ministerio de ambiente y desarrollo sostenible y los criterios de la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Sobre los oseznos…

Las osas andinas pueden dar a luz una a dos crías, las cuales pueden llegar a pesar entre 280-510 gramos. Durante los tres a cuatro meses, las osas permanecen en cuevas con los oseznos, dado que nacen sin pelaje, ciegos y no poseen dientes, luego de 4 a 6 semanas de edad abren los ojos y comienzan a dar sus primeros pasos.

Los oseznos pueden aventurarse a seguir a su madre solos o incluso llegar a montar su espalda o ella puede cargar un cachorro agarrándolo al pecho con una pata delantera mientras corre sobre tres patas, o camina sobre sus patas traseras.

Aún no es claro hasta qué edad se quedan los oseznos con su madre en vida silvestre, pero se cree que permanecen con ella el primer año lactando y durante el segundo año aprendiendo a alimentarse y cuidarse, antes de aventurarse en su nuevo territorio.

Parques Nacionales Naturales de Colombia recuerda a los visitantes de las áreas protegidas que, al visitar un Parque Nacional Natural si tienen un encuentro con un oso andino, deben tener presente evitar acercarse a más de 10 metros de él, evitar alimentarlo dado que podrían enfermarlo o generar conductas de dependencia a la gente, evitar acorralarlo, dejarle un espacio para que él se pueda movilizar sin poner en riesgo su vida y la de las personas, evitar acercarse y más bien desde la distancia tomen una fotografía o vídeo y compártalo con los guardaparques.

Documentos anexos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.