“Una aventura por el río Tundó, fue mi proyecto de vida”

 

Foto: Parque Nacional Natural Utría, Tundó Tours, selva Chocoana.

Dentro de la espesa selva, turistas navegan apreciando la incomparable belleza de los ecosistemas de esta parte del pacífico colombiano. Con una extensión de 54.300 hectáreas de playas, manglares y selva tropical,  las comunidades chocoanas le apuestan a economías sostenibles, como motor de su desarrollo.

Francisco Perea es gerente de La empresa Tundó Tours, un emprendimiento familiar que surge por pura necesidad.

“La idea surge por el afán de conseguir empleo. Yo era trabajador de una empresa muy grande, era jornalero, el día a día. No es malo ser empleado pero en una zona un poco lejana como es Bahía Solano Chocó, hay pocas oportunidades. Un día de trabajo es muy poco para el gasto que tiene la familia. De allí surge la idea de ser guía”.

El eco tour fue diseñado para hacer un recorrido de cerca de 4 horas por el río Tundó. De allí surge el nombre de su iniciativa.  Usan canoas en fibra de vidrio que contribuyen a la conservación de los ecosistemas. El tour consiste en navegar por las aguas de este río, en una canoa impulsada por 2 guías con sus remos. Al principio era Francisco y su esposa.

 

Foto: Parque Nacional Natural Utría

“El hecho de que estás canoas sean en este material, quiere de Dir que no talamos. Para hacer una canoa de ese tamaño, ese árbol debe tener un promedio de 80 a 100 años. Talar un árbol de ese tamaño va a hacer que tumben un promedio de 30 a 40 árboles más. Si hubiéramos continuado haciendo las canoas en madera estaríamos cometiendo una falla ecológica como tal” explica.

La durabilidad de una canoa en fibra de vidrio es de alrededor de 95 años. Son amplias, tienes cojines y cumple todas las especificaciones de seguridad.

El recorrido de aproximadamente 4 horas incluye una 1 caminando. Tiempo empleado para llegar hasta la vertiente de una cascada natural.

 

 Foto: Parque Nacional Natural Utría

Al día moviliza un promedio diario de 40 turistas, el doble de lo que movilizaban antes de recibir el apoyo presupuestario que la alianza entre Parques Nacionales Naturales de Colombia y la Unión Europea les brindan.

“Nuestra meta es hacer una sede, con oficinas y alojamiento. Queremos que la operación no sólo sea en el sector de Bahía Solano sino algo más regional. Estamos hablando para tener alianzas o Concesiones con Nuquí. Nuestra proyección es ser un operador nacional y por qué no un operador internacional”.

Gracias a soñar alto, Francisco ha logrado ver crecer su empresa. Comenta que “Tundó Tours” ha transformado su vida. En su mirada se ve la satisfacción de estar cumpliendo un sueño, de pasar de empleado a ser empleador y afirma que la gratitud de las 6 familias que emplea, es uno de los motores para continuar con esa ilusión.

“Tundó Tours ha mejorado la calidad de vida de nuestra gente de la comunidad. Quiero agradecer al DLS y obviamente que se siga apoyando, que se siga fortaleciendo a través del mismo apoyo a toda la zona. Para nosotros cómo emprendedores locales es muy importante”.