Un hostal en Bahía Solano hace parte de la magia chocoana que los turistas quieren descubrir

Pedro Pinilla, representante de Mamá orbe Family Eco-Farm

Mamá orbe Family Eco-Farm es una iniciativa que empezó en 2017 como un pequeño hostal. Fue ideada por una familia chocoana que se dedica a la conservación ambiental y cuidado de especies, específicamente con las tortugas marinas.

Los irrepetibles paisajes que se encuentran en Bahía Solano hacen parte de los secretos que solo sus pobladores pueden contar.  Esta alojamiento ha revolucionado las experiencias de los turistas, haciéndolas únicas y propias Parque Nacional Natural Utría.

Pedro Pinilla pertenece a la comunidad del corregimiento El Valle, Chocó, del municipio Bahía Solano y es quién lidera este sueño que tras dos años ha logrado cristalizarse.

“Con nuestros propios recursos habíamos elaborado unas pequeñas cabañas compartidas y privadas para brindar el servicio de hospedaje. Ante la posibilidad de un apoyo económico, de formación y capacitación, por parte de “Parques” y Unión Europea, decidimos que se pudiera ofrecer el servicio de alimentación de una manera más organizada, teniendo como punto de partida la capacidad del Hostal para más personas. Y eso lo hicimos gracias al apoyo que nos brindaron”.

Esa capacitación ha sido clave para el desarrollo de su emprendimiento. Tener conocimiento a nivel organizativo permite hacer que su negocio sea más rentable.
Una de las grandes dificultas para los visitantes es llegar al lugar donde se encuentra el hostal.

Mamá Orbe está ubicado a 5 kilómetros del pueblo, en una playa que tiene 9 de extensión. Podrá poder acceder es necesario tener presente el nivel del agua del mar.

 

Foto: Mama Orbe Family Eco-Farm

“El mar se demora 6 horas subiendo y 6 bajando y es un proceso que ocurre 2 veces durante el día. Entonces si la persona llega en la marea alta, es imposible llegar en moto, a menos de que quieran caminar”.

Al estar tan alejados del pueblo, no hay energía estable ni constante durante el día y aunque con gran esfuerzo Pedro ha adquirido una planta eléctrica, esta representa invertir dinero en gasolina y otros gastos adicionales, que además no son amigables con el entorno, yendo en contravía de los principios de él y su familia.

Foto: Mama Orbe Family Eco-Farm

“Lo que buscamos es cambiar las políticas de generación de energía a través de páneles solares, que van más de la mano con lo que queremos y buscamos”.

Sueña con convertir a Mamá Orbe en un gran hostal, donde se implemente un turismo responsable que brinde nuevas experiencias que vayan de la mano de la conservación u el equilibrio del entorno.

“Sueño con un hostal modelo, una empresa en la que mis sobrinos, mis hermanos puedan empezar a aprender y a valorar esto para seguir transformando nuestro modo de vida. Yo estaría feliz de que esto se dé y quizás más adelante hacer otras cosas una vez el hostal esté posicionado”.


Foto: Mama Orbe Family Eco-Farm

Agradece el acompañamiento de Parques Nacionales Naturales de Colombia y el apoyo presupuestario de la Unión Europea. En un pequeño momento de inspiración decidió manifestar ese agradecimiento con este emotivo verso:

“Si a mis labios no se asoman las palabras apropiadas para dar gracias, es porque las lenguas de la tierra no pueden expresar sentimientos del cielo”…