Políticas y Marco Normativo

Ley 165 de 1994.

El estado colombiano mediante esta Ley aprueba el “Convenio de las Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica”, en cumplimiento de los compromisos adquiridos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo celebrada en Río de Janeiro el 5 de junio de 1992. Este convenio tiene entre otros objetivos, la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos y por otro lado, solicita a la partes, la adopción de diversos compromisos, entre otros: elaborar estrategias, planes o programas nacionales para la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica; establecer un sistema de áreas protegidas o áreas donde haya que tomar medidas especiales para conservar la diversidad biológica; elaborar directrices para la selección, establecimiento y ordenación de áreas protegidas o áreas donde haya que tomar medidas especiales para la conservación in situ de la biodiversidad.

Mediante la Decisión VII/28 aprobada en el 2004, en la Séptima Conferencia de las Partes (COP7) del Convenio sobre la Diversidad Biológica, se adoptó el Programa de Trabajo sobre de Áreas Protegidas (PTAP) comprometiéndose cada país a aplicarlo en el contexto de sus prioridades y necesidades nacionales con el objeto de establecer y mantener sistemas nacionales de áreas protegidas que cumplan con los atributos (completo, eficazmente manejados y ecológicamente representativo) que contribuyan al logro de los objetivos del Convenio; por ende se confirma la “importancia de la conservación de la diversidad biológica no solamente dentro de las áreas protegidas sino también fuera de las mismas, asegurando la utilización sostenible de todos los recursos naturales con miras a lograr una reducción significativa del ritmo de pérdida de la diversidad biológica y, por consiguiente, insta también a aplicar nuevos esfuerzos conducentes a integrar los aspectos de la conservación y regeneración de la diversidad biológica a las políticas y programas sectoriales”. 

En la Décima conferencia de la partes (COP10) realizada en Nagoya, Japón, del 18 al 29 octubre 2010, se revisa y actualiza el Plan Estratégico para la Biodiversidad, se adopta en el marco de éste instrumento cinco (5) objetivos y 20 metas, conocidas como Metas Aichi para la diversidad biológica. En el marco del Objetivo C: “Mejorar la situación de la diversidad biológica salvaguardando los ecosistemas, las especies y la diversidad genética”, plantean las metas 11 y 12 que establecen:

  • Meta 11: Para 2020, al menos el 17 por ciento de las zonas terrestres y de aguas continentales y el 10 por ciento de las zonas marinas y costeras, especialmente aquellas de particular importancia para la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas, se conservan por medio de sistemas de áreas protegidas administrados de manera eficaz y equitativa, ecológicamente representativos y bien conectados y otras medidas de conservación eficaces basadas en áreas, y están integradas en los paisajes terrestres y marinos más amplios.
  • Meta 12: Para 2020, se habrá evitado la extinción de especies en peligro identificadas y su estado de conservación se habrá mejorado y sostenido, especialmente para las especies en mayor declive.

Documento CONPES 3680/10 y el Decreto 1076 del 2015 (compila el Decreto 2372/10)

El marco normativo y de política del SINAP ha tenido un avance significativo con la expedición del Decreto 2372 del 1 de julio de 2010 el cual fue compilado por el Decreto Único Reglamentario de Sector Ambiente y Desarrollo Sostenible No. 1076 del 2015 , en el que se reglamentan diversos elementos para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y adicionalmente mediante el CONPES 3680 oficializado el  21 de julio de 2010 por el Consejo Nacional de Política para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, el cual busca establecer las pautas y orientaciones para avanzar en la consolidación del SINAP.

En este contexto, Parques Nacionales Naturales de Colombia además de administrar el Sistema de Parques Nacionales Naturales es la entidad encargada de la Coordinación del Sistema Nacional de Áreas Protegidas SINAP, con el fin de alcanzar los diversos objetivos previstos en el Decreto 2372/10 (compilado por el Decreto 1076 del 2010) y conforme a lo establecido por el Decreto 3572/11.

El CONPES 3680 es un documento de política que busca establecer pautas y acciones para avanzar en la consolidación del SINAP como un sistema que cumpla con los atributos de completo, ecológicamente representativo y efectivamente gestionado, de forma que contribuya al ordenamiento ambiental y territorial con un enfoque ecosistémico, que contribuya a la conservación de la biodiversidad in-situ como base natural para el desarrollo del país, la generación de beneficios ambientales, la conservación de espacios naturales indispensables para la preservación de la diversidad cultural existente en el país; que aporta al cumplimiento de los objetivos nacionales de conservación y al desarrollo sostenible en el que está comprometido el país.

En esta publicación están planteadas las acciones estratégicas para implementarlas de 2011 a 2017. Entre ellas se destacan: diseñar e implementar el Registro Único de Áreas Protegidas; rediseñar el Sistema de Categorías de Áreas Protegidas estandarizado; afianzar la estructura de participación del SINAP; racionalizar la creación de nuevas áreas protegidas (para estas el MADS expide la Resolución 11125/15 la cual establece la ruta para la declaratoria de áreas protegidas de carácter público); mantener el proceso de identificación de vacíos de conservación y definición de prioridades; generar acciones complementarias de ordenamiento territorial que aporten a la conectividad del Sistema; evaluar e implementar una estrategia de sostenibilidad, la efectividad de gestión y manejo y consolidar un sistema de información y monitoreo del SINAP. Como valor agregado las publicaciones contienen en su interior dos mapas, Sitios Prioritarios de Conservación de Biodiversidad y Biomas Prioritarios de Conservación.