Flora
X

En cuanto a especies de flora, las más sobresalientes son la palma de cera (Ceroxylon quindiuense), pino colombiano (Podocarpus oleifolius), frailejón (Espeletia hartwegiana), comino crespo (Aniba perutilis), laurel chaquiro (Ocotea heterochroma), velita de páramo (Chuquiraga jussieui), cedro negro (Juglans neotropica) y curuba de monte (Passiflora tenerifensis), entre otras.

Palma de cera (Ceroxylon quindiuense)

La Palma de cera del Quindio (Ceroxylon quindiuense spp), es una palma nativa de los valles altos andinos del Parque Nacional Natural Los Nevados, en los departamentos de Quindío, Risaralda y Tolima, al noroeste de Colombia. Crece hasta 60 m (excepcionalmente 80 m) de altura en buenas condiciones de crecimiento, y es la más grande monocotiledónea del mundo. Las hojas son verde oscuras y grisáceas, con pecíolos de más de 2 m de longitud. El tronco es cilíndrico, liso, y cubierto de cera. Cuando las hojas mueren y caen, deja un anillo negro alrededor del tronco. Es una especie protegida. Ceroxylon quindiuense tiene un crecimiento extremadamente alto, y vive más de cien años.

Ilustración: José Mario Betancourt Muñoz

Cedro Negro (Juglans neotropica)

Es un árbol de lento crecimiento, alcanzando 40 m y más de altura, con corteza, rojo parda, y el canopio es oval. Las hojas compuestas, típicas de todos los miembros de Juglans, alcanzan 4 dm de largo, agrupadas al final de las ramas, y tienen borde aserrado. Prefiere suelo suelto, fértil, y hasta vive bien en condiciones fangosas, y con pH neutro a algo ácido es ideal; no tolerando suelos calcáreos ni muy ácidos. Se los encuentra entre 1600 y 2500 msnm, en biomas donde la temperatura media oscila entre 16 y 22 °C, y precipitación anual de 1 a 3 m distribuidas a lo largo del año. No se comporta bien si está cerca de cursos de agua. Naturalmente aparece en una gran variedad de bosques premontanos y montanos,

Ilustración: José Mario Betancourt Muñoz

Frailejon (Espeletia hartwegiana)

Estas especies forman una parte importante de la ecología y la biodiversidad de los páramos de Venezuela y Colombia. En el Ecuador se da solamente una especie (Espeletia pycnophylla) que se extiende hasta las provincias limítrofes con Colombia de Carchi y Sucumbíos, aunque hay una población de distribución aberrante en el centro del país, en los Llanganates de la provincia de Tungurahua. El centro de distribución parece estar en Venezuela, desde donde se han distribuido hacia el sur; sin embargo el número de especies va disminuyendo conforme se avanza en esa dirección.

Ilsutración: José Mario Betancourt Muñoz