Fauna
X

La fauna del Parque Las Hermosas contiene una gran variedad de especies. Existen reportes recientes de oso de anteojos (Tremarctos ornatos), danta de montaña (Tapirus pinchaque) y puma (Puma concolor). Otros mamíferos que se registran en el Parque son el tigrillo (Leopardus tigrinus), el venado conejo (Pudu mephistophiles), el venado colorado (Mazama americana) y el venado cola blanca (Odocoileus virginianus); además, se pueden mencionar el mono aullador rojo (Alouatta seniculus), el mono nocturno (Aotus lemorinus) y la nutria (Lontra longicaudis).

Entre las aves se destacan las loras, algunas de ellas amenazadas, como el perico palmero (Ognorhynchus icterotis) y el perico paramuno (Leptosittaca branickii); otras aves sobresalientes son el pato andino (Oxyura jamaicensis), el pato de los torrentes (Merganetta armata), la caminera tolimense (Leptotila conoveri), el periquito de los nevados (Bolborhynchus ferrugineifrons), la cotorra montañera (Hapalopsittaca fuertesi) y el águila crestada (Oroaetus isidori). 

Pato de los torrentes (Merganetta armata)

El pato de torrente o pato torrentero (Merganetta armata) es una especie de ave anseriforme de la familia Anatidae que vive en la cordillera de los Andes. Habita ríos fríos y cristalinos de corrientes rápidas en las montañas de América del Sur. Su distribución geográfica va desde Venezuela hasta Tierra del Fuego. Habita entre altitudes que van desde los 1.500 a 4.500 metros, aunque se le documenta desde el nivel del mar, y siempre en aguas frías. La longitud total es de 38 a 46 cm.

Ilustración: José Mario Betancourt Muñoz

Venado Colablanca (Odocoileus virginianus)

El venado de cola blanca, ciervo de cola blanca, ciervo de Virginia, venado de Virginia o venado gris (Odocoileus virginianus) es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia de los cérvidos que se encuentra en diferentes tipos de bosques de América, desde los canadienses, en la región subártica, pasando por los bosques secos de las laderas montañosas de México, las selvas húmedas tropicales de América Central y del Sur, hasta los bosques secos ecuatoriales del norte del Perú y otras áreas boscosas sudamericanas.

Ilustración: José Mario Betancourt

Oso de anteojos (Tremarctos ornatus)

Lo que más caracteriza a esta especie es la presencia de manchas blancas o amarillentas en torno a los ojos, que en ocasiones llegan a la zona de la garganta y pecho, aunque en algunos especímenes pueden faltar totalmente las manchas claras en el rostro. El patrón del dibujo de tales manchas varía de un individuo a otro. El color de pelaje más común es el negro, aunque se encuentran ejemplares de color marrón y, con mucha menor eventualidad, de color rojizo.

Ilustración: José Mario Betancourt

Puma (Puma concolor)

El puma es el segundo felino más grande más grande de Colombia después del jaguar. Su piel es de tonos habanos, cafés, rojizos o grises, pero no presenta variación, tal como lo describe su nombre en latín, concolor un solo color. Esta especie es de hábitos solitarios, pero dentro del territorio de un macho frecuentemente viven en promedio dos hembras, de las cuales el macho tiene derecho único de copula.

Ilustración: José Mario Betancourt

Danta de páramo (Tapirus pinchaque)

Es la más pequeña entre las dantas americanas. Sin embargo, es un animal grande, con 1.8 metros de largo, una alzada de hasta 90 centímetros y 200 kilogramos de peso. Su pelaje es de color negro y relativamente largo. Su nariz y labio superior son alargados, formando una trompa, delineada de blanco. Presenta tres dedos en las patas traseras y cuatro en las delanteras. Los ejemplares jóvenes son de color rojizo con hileras de manchas blancas. Esta especie es herbívora. Come hierbas acuáticas y raíces, hojas, brotes, ramas, frutos y semillas de plantas terrestres. Cumple un papel muy importante en el ecosistema porque actúa como dispersor de semillas. Generalmente es solitaria y su mayor actividad es

Ilustración: José Mario Betancourt