Flora

Se han identificado hasta el momento cuatro tipos de uso de la flora: maderable, ornamental, artesanal y medicinal;  en general las especies vegetales usadas con mas frecuencia son las maderables, las cuales tienen como destino el uso doméstico (como la construcción de la vivienda,  fuente energética para la preparación de alimentos, delimitación de los linderos de las fincas)  y  la comercialización. Para la zona se han reportado 22 especies maderables que tienen como destino la comercialización (González 2008).

Existen además especies importantes para las culturas indígenas como el Yagé (Banisteriopsis sp) y el yoco (Paullinia yoco) entre otras. También se encuentran dos especies arbóreas amenazadas, según el libro rojo de especies maderables, como son el Canelo de los Andaquíes (Ocotea quixos) cuya categoría es EN (En peligro) y el Cedro Rosado (Cedrela odorata) con categoría VU (Vulnerable) y el comino real (Aniba perutilis).

La ubicación del área protegida en la zona de transición andino amazónica, su topografía y su clima son factores que se reflejan en la alta diversidad de especies. Así como en la diversidad de usos tanto de pueblos originarios como de la población campesina; destacándose entre ellos, usos medicinales y alimenticios.