Ocho familias campesinas firmaron acuerdos para la Restauración Ecológica Participativa en el Santuario de Fauna y Flora Galeras

8

6

4

3

Con la firma de estos acuerdos se oficializó con estas familias el manejo conjunto de áreas que están deterioradas por la ganadería.

Medellín, 29 de octubre. El acto protocolario de la firma de los acuerdos se llevó a cabo en el municipio de Consacá en el departamento de Nariño, con la participación del equipo del Santuario de Fauna y Flora Galeras de Parques Nacionales y miembros de ocho familias campesinas que viven al interior del área protegida.

Este es un acontecimiento de gran importancia tanto para la entidad como para las familias, pues se concertó el manejo conjunto de áreas deterioradas por la ganadería para su recuperación y conservación, y se formalizó un escenario de diálogo, concertación y planificación ambiental del territorio, en el que los campesinos ya reconocieron que son parte fundamental del entramado de actores que le apuestan a la conservación de la biodiversidad. La importancia radica también en que con cada predio que entró al proceso de Restauración Ecológica Participativa, se puede generar conectividad ecológica en el paisaje en donde están ubicados, aportando así a la provisión de agua con la protección de nacimientos de ríos que están cerca de los predios.

“Iniciamos en la vereda San José de Bomboná el trabajo con Parques en el año 2007 y ha sido difícil, porque la gente tiene la cultura de desmontar, desmontar, como fuimos criados por nuestros padres y ellos no tienen la culpa, así nos criaron, pero seguimos trabajando. Cuando yo hice el aislamiento por 2 años era voluntario y transitorio (…), fueron 22.000 m2. Ahora el acuerdo que voy a firmar es para la otra parte”, así lo señaló Aurelia Ordóñez, una de las representantes de las familias campesinas.

La firma de estos acuerdos con los campesinos evidencia la importancia de los escenarios de participación, en los que ellos pudieron expresar su voluntad y compromiso con la conservación del área protegida. Se espera que sobre las 3,14 hectáreas que ya fueron aisladas, se continúe de manera participativa con la planificación del manejo con la voluntad de sus habitantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.