Nos sumamos a la celebración del Día Internacional de la Diversidad Biológica este 22 de mayo de 2018

Delfín gris de río, Sotalia fluviatilis Río Amazonas Colombia Foto de María Isabel Henao

Palmas de moriche (Mauritia flexuosa) y tepuye al fondo Vichada, Colombia Foto de María Isabel Henao

Bahía de Cispatá Manglar El Cerrado Caribe colombiano Foto María Isabel Henao

Fotografia: Los manglares son ecosistemas increíblemente biodiversos, sala cuna de diversas especies de peces y hábitat de anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Trabajo en cestería. San Martín de Amacayacu. Amazonas Colombia. Foto María Isabel Henao

Fotografia: Las fibras que proveen la selva húmeda tropical, permiten la elaboración de diferentes objetos de cestería, una actividad que reporta recursos a las comunidades que habitan la Amazonia.

Victorias regias. Lagos de Tarapoto. Amazonas Colombia. Foto María Isabel Henao

Bromelia. Bosque de niebla en PNN Chinjgaza. Foto de María Isabel Henao

¿Qué pasará si el mundo no fuera biodiverso?

Si las especies que hay en la tierra se pierden, las consecuencias más inmediatas serían la ruptura del equilibrio planetario y de los ecosistemas pero, a largo plazo, sería más importante la pérdida de información genética.

Pero… ¿y eso cómo me afecta a mí?

La salud humana está estrechamente vinculada a la salud de los ecosistemas y la diversidad biológica es un recurso del que las familias, las comunidades, las naciones y las generaciones futuras, dependen.

Más allá de lo lindo del paisaje que se perdería en caso de que no hubiera biodiversidad, perderíamos los servicios ecosistémicos que nos aporta la naturaleza, como el agua dulce para beber, los alimentos para comer, el aire para respirar, las fibras para vestirnos, la madera y el combustible, las fuentes de energía y los materiales de construcción.

Bueno…pongámoslo en términos económicos…

Según la UICN, la Unión Mundial para la Naturaleza, el valor monetario de los bienes y servicios proporcionados por los ecosistemas, se estima que asciende a unos 33 billones de dólares año.

Vamos a ponerle ceros: 33.000.000.000.000 de dólares, es decir unos 96.310.660.380.000,00 de pesos colombianos comparado con el Producto Interno Bruto (PIB) de la Unión Europea que en el 2017 sólo fue de 11.168.630 millones de euros, o sea unos 38.365.628.960,12 de pesos colombianos.  Luego, no podríamos comprar los servicios ecosistémicos, e incluso, teniendo el dinero para hacerlo, no tendríamos a quién comprárselo si no hubiera biodiversidad.

Más allá de lo económico… ¡OJO con enfermarse!

Con la pérdida de biodiversidad se perderían nuevos y efectivos medicamentos para el tratamiento de osteoporosis, cáncer e insuficiencia hepática, entre otros padecimientos humanos. Además, hay que tener en cuenta que no podríamos cosechar el estimado de 50.000-70.000 especies de plantas para la medicina tradicional y moderna que recolectamos en todo el mundo y cuya fuente primaria son los bosques tropicales.

Adicionalmente, no podríamos acceder a una dieta saludable y rica en proteína y a los cerca de 100 millones de toneladas métricas de vida acuática, como peces, moluscos y crustáceos, que son tomadas de la naturaleza cada año. Tampoco a la carne de animales silvestres que constituye una contribución crítica a las fuentes de alimentos y medios de subsistencia en muchos países, especialmente aquellos con altos niveles de pobreza e inseguridad alimentaria.

¿Ahora entiendes la importancia de vivir en Colombia, en uno de los países más biodiversos del mundo? ¡Protege nuestra biodiversidad!

El valor de la diversidad biológica

Si bien cada vez somos más conscientes de que la diversidad biológica es un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras, el número de especies disminuye a un ritmo acelerado debido a la actividad humana.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica ha sido  ratificado por 196 países como el instrumento internacional para «la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos». Este 2018 se cumplen 25 años del Convenio y desde 1992, la Convención se ha ido aplicando a través de la visión y el liderazgo de países, organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, comunidades indígenas y locales, la comunidad científica y las personas a título personal; todos sumados al propósito de detener la pérdida de biodiversidad y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres y acuáticos.

El Plan Estratégico del Convenio se compone de una visión compartida, una misión, objetivos estratégicos y 20 metas ambiciosas pero alcanzables, conocidas como metas Aichi. Su misión es: «Tomar medidas efectivas y urgentes para detener la pérdida de diversidad biológica a fin de asegurar que para 2020, los ecosistemas tengan capacidad de recuperación y sigan suministrando servicios esenciales, asegurando de este modo la variedad de la vida del planeta y contribuyendo al bienestar humano y a la erradicación de la pobreza». El objetivo es reducir las presiones sobre la diversidad biológica, restaurar ecosistemas, utilizar los recursos biológicos de manera sostenible y compartir los beneficios de los recursos genéticos en forma justa y equitativa. Quiere motivar a la provisión de recursos financieros y al fortalecimiento de capacidades donde se requieran, la aplicación de políticas adecuadas y la toma de decisiones basadas en fundamentos científicos sólidos y la adopción del principio de precaución.

Biodiversidad en Colombia

Colombia junto a Bolivia, Brasil, China, Costa Rica, Ecuador, India, Indonesia, Kenia, México, Perú, Sudáfrica y Venezuela forma parte del denominado grupo de países megadiversos, los cuales albergan el mayor índice de biodiversidad en el planeta.

El indicador más común para referirse a la riqueza en biodiversidad de una región o un país, es el número de especies presentes. El territorio colombiano alberga cerca del 10% de las especies conocidas, ubicándose dentro de los 14 países que albergan el mayor índice de biodiversidad en la Tierra con un estimado de 62.829 especies. Somos el primer país en aves y orquídeas, el segundo en plantas, anfibios, mariposas y peces dulceacuícolas, el tercero en palmas y reptiles, y el cuarto en mamíferos.

Nuestra galería de fotos trae una pequeñísima muestra de la biodiversidad en paisajes y especies de Colombia. Anímense a recorrerla en nuestras áreas protegidas y a cuidarla en todo nuestro territorio.

Fuentes: GBIF. 2017. Colombia data trends en: change over time in data about species from Colombia available for GBI.F December 2017

https://www.sibcolombia.net/actualidad/biodiversidad-en-cifras/

http://www.un.org/es/events/biodiversityday/ 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.