Los Parques Nacionales conservan nuestra diversidad biológica

Día de la Biodiversidad

Fotografia: Grupo de Comunicaciones y Educación ambiental

Día de la Biodiversidad

Fotografia: Grupo de Comunicaciones y Educación ambiental

Día de la Biodiversidad

Fotografia: Grupo de Comunicaciones y Educación ambiental

Uno de los beneficios más importantes que aportan los 58 Parques Nacionales Naturales de Colombia es la preservación de la diversidad de vida. La biodiversidad es quizás la mayor riqueza de todas, aunque apenas recientemente se está descubriendo su verdadero valor. La diversidad genética permite encontrar nuevas medicinas y alimentos. La diversidad hace menos vulnerables las especies vegetales a plagas y enfermedades. La biodiversidad también es una fuente inagotable de conocimiento científico que podría significar la supervivencia de la humanidad misma.

El concepto diversidad hace referencia a especies y grupos de especies diferentes, así como a la complejidad de las relaciones entre ellas. El mejor ejemplo para ilustrar el concepto de biodiversidad es el arrecife de coral.

Los arrecifes de coral son los ecosistemas más diversos del planeta, pero no sólo por el número de especies que posee, sino por las distancias de parentesco que hay entre ellas. No es lo mismo hablar de tres especies de frailejón que se distanciaron hace 10.000 años, que de tres especies que viven en un mismo coral, cuando una de ellas es una langosta, la otra es un pez y la otra un pulpo.

Estos tres animales pertenecen a grupos en nada emparentados –artrópodo, vertebrado y molusco- que se distanciaron entre ellas hace más de 500 millones de años, y que sin embargo, comparten el mismo hábitat.

Los bosques andinos, a pesar de ser el ecosistema más diezmado en nuestro país, también hacen un aporte importante a la diversidad de especies. Aquí, la variedad de nichos y micro-ambientes hacen que cada especie deba desarrollar adaptaciones particulares, lo que ha propiciado la aparición de especies endémicas (únicas de un lugar).

Los bosques húmedos tropicales, particularmente los de la Amazonía occidental en el piedemonte de la cordillera andina y la transición entre la Amazonía y Orinoquía, contienen una altísima biodiversidad. El Chocó biogeográfico es una de las áreas de mayor concentración de biodiversidad en el mundo, albergando el 10% de todas las especies registradas para el planeta.

La diversidad biológica en Colombia

Debido a su posición geográfica Colombia tiene una ubicación privilegiada en el planeta, hacen posible que en nuestro país existan todos los pisos térmicos, desde el súper cálido al nivel del mar, hasta el heladísimo de las cumbres nevadas, con la presencia de alrededor de 178 biomas y ecosistemas, así entonces poseemos páramos, bosques (andinos, altoandinos, de niebla, subandinos, húmedos y secos), sabanas, humedales interiores (lagos, lagunas, madreviejas, embalses), zonas secas (áridas y semiáridas) y áreas marinas y continentales (playas, manglares, corales).

Esto nos hace el cuarto país con mayor diversidad de vida en el mundo (10 al 15%). En el ranking mundial somos: Primero en Aves con 1.865 especies, Segundo en Anfibios con 741 especies y en Plantas con 41.000 especies, Tercero en Reptiles con 542 especies y Quinto en Mamíferos con 471 especies.

Sin embargo, nuestro país tiene en la actualidad un total de 319 especies de vertebrados (peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos) con algún grado de amenaza. En cuanto a las plantas hay cinco especies extintas y 902 especies con algún grado de amenaza.

Precisamente para proteger toda esta inmensa riqueza, Colombia ha firmado numerosos códigos, convenios, tratados y participado en numerosas conferencias internacionales. Algunos de ellos son:

· Convención para la Protección de la Flora y Fauna y las Bellezas Escénicas de América (Washington, 12 de octubre de 1940).
· Convención para la Protección del Patrimonio Natural, UNESCO, 1972.
· Código Nacional de los Recursos Naturales, Decreto – Ley 2811 de 1974.
· Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres CITES (Ley 017 de 1981).
· Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Cumbre de la Tierra, Río de Janeiro, 1992.
· Convenio de Diversidad Biológica. Ley 165 de 1994. Decisión COP VII, Plan de Trabajo de áreas protegidas.
· Convenio para la Protección de los Humedales – Ramsar. Ley 357 del 21 de enero de 1997 (en vigor desde 1998).

Así mismo, la Constitución Política de 1991 considera la conservación y protección de las áreas protegidas. En ella se consagra:
El deber de planificar el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales.
La obligación de protección de las riquezas naturales de la Nación.
La obligación de protección de las áreas de especial importancia ecológica.
Los Parques Nacionales Naturales son áreas imprescriptibles (nunca pasan a particulares, son de la Nación), inembargables, (nunca podrán garantizar una deuda o servir de pago) e inalienables (que no se puede enajenar, es decir, ni transmitir, ni ceder ni vender legalmente).

Opine sobre: Los Parques Nacionales conservan nuestra diversidad biológica

  1. CONTI

    -Excelente todo lo que tenga que ver con el conocimiento de nuestras grandes (aunque diezmadas), riquezas naturales. No se puede cuidar lo que no se conoce, y mucho menos quererlo y respetarlo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.