Este 29 de abril celebramos Día Nacional del Árbol

Día del árbol 2018 Cobertura vegetal sobre el río Loretoyacu Amazonas Colombia. Foto Maria Isabe Henao

Igapó, humedal del bosque inundado en la Amazonia Colombiana. Foto María Isabel Henao

Fotografia: Bosque inundado. Río Loretoyacu Amazonas Colombia

Renaco en bosque inundable amazónico

Renaco en Lagos de Taratopo Foto de María Isabel Henao

Fotografia: Renaco en bosque inundable amazónico

El “Día del Árbol” se celebra en Colombia el 29 de abril (comenzó a celebrarse el 12 de octubre, pero un decreto del año 1941 decidió cambiar su fecha). Esta celebración nos recuerda lo vitales que son los árboles para la existencia de otras especies en la Tierra. Como las plantas más grandes del planeta, nos dan oxígeno, estabilizan el suelo y sustentan vida silvestre del mundo. Proporcionan a los humanos materiales para herramientas, artesanías y construcción.

El día de hoy es una jornada dedicada a plantar árboles en diferentes lugares, para restaurar ecosistemas, mitigar los efectos del cambio climático y hacer un llamado a combatir la deforestación y la tala indiscriminada.

Históricamente, la siembra de árboles se encuentra muy ligada a la fundación de nuestras ciudades desde tiempos coloniales, es así como se hace referencia a la Ceiba de Gigante Huila o a las de San Gil en Santander. Hoy en día simbolizan otros elementos que están ligados a la planificación y al bienestar que los árboles y los ecosistemas urbanos deben proporcionar a los habitantes de las ciudades, bienestar que se genera a partir de una serie de servicios ambientales como la belleza paisajística, la regulación térmica y acústica, la regulación hídrica, la captura de CO2 y la emisión de O2 y la generación de hábitat, especialmente para la avifauna.

El establecimiento y mantenimiento de los árboles debería ser una actividad permanente en el tiempo y no el producto de directrices de las entidades del gobierno para proteger las cuencas hidrográficas o recuperar ecosistemas. Sembrar y cuidar un árbol (o muchos) debería ser un acto natural de todos los seres humanos, para perpetuar la vida misma. Estas son algunas de las razonas por las cuales son tan importantes los árboles:

Los árboles benefician la salud

El dosel de los árboles actúa como un filtro físico, atrapando el polvo y absorbiendo los contaminantes del aire. Cada árbol individual elimina hasta 1.7 kilos cada año. También proporcionan sombra de la radiación solar y reducen el ruido. Las propiedades medicinales de sus cortezas, hojas y frutos han sido documentadas por la botánica y conocidos por animales y humanos desde tiempos inmemoriales. Investigaciones muestran que a los pocos minutos de estar rodeado de árboles y espacios verdes, la presión arterial y el ritmo cardíaco disminuyen, y los niveles de estrés bajan.

Los árboles benefician al medio ambiente y mitigan el cambio climático

Son uno de los principales sumideros de carbono, al absorber el dióxido de carbono (CO2) y fijarlo en forma de biomasa en su madera, lo que a ayuda a desacelerar la tasa de calentamiento global. Reducen las velocidades del viento y enfrían el aire a medida que pierden humedad y reflejan calor hacia arriba desde sus hojas. Se estima que los árboles pueden reducir la temperatura en una ciudad hasta en 7 ° C. Los árboles también ayudan a prevenir las inundaciones y la erosión del suelo, absorbiendo miles de litros de agua de lluvia.

Los árboles albergan y propician la vida

Los árboles son el escenario microhábitats complejos. Cuando son jóvenes, ofrecen hogar y comida a increíbles comunidades de aves, insectos, líquenes y hongos. Cuando son viejos, sus troncos proporcionan la cubierta hueca que necesitan las especies como los murciélagos, los escarabajos barrenadores de la madera, los búhos leonados y los pájaros carpinteros. Por ejemplo, en nuestra Amazonía, en los troncos caídos de la palma de moriche (Mauritia flexuosa) crecen las larvas de unos escarabajos que son comestibles; los mojojoy. Fuente de proteína y parte de la dieta de muchos habitantes de la región.

Los árboles impulsan la economía

Las personas se sienten atraídas por vivir, trabajar e invertir en un entorno verde. Algunas investigaciones muestran que los precios promedio de la vivienda son de 5 a 18% más altos cuando las propiedades están cerca de árboles maduros. Las empresas se benefician de una mano de obra más saludable y más feliz si hay parques y árboles cerca.

Los árboles fortalecen las comunidades

Los árboles fortalecen el carácter distintivo de un lugar y fomentan el orgullo local. El bosque urbano se puede utilizar como un recurso educativo y reunir grupos para actividades como caminar y observar aves. Los árboles también son invaluables para que los niños jueguen y descubran su sentido de la aventura.

Los Parques Nacionales Naturales de Colombia son el hábitat de un sinfín de especies de árboles. Colombia tiene 5776 especies de árboles, según el más reciente informe de la Asociación Internacional de Jardines Botánicos para la Conservación. Ellos conforman ecosistemas de bosque andino, bosque seco tropical, selvas transicionales y selvas húmedas tropicales. Hoy los invitamos a tomar conciencia de todos los servicios que nos prestan los árboles y a reflexionar sobre la línea de defensa que representan ante situaciones que afectan a la humanidad; casos específicos el calentamiento global y la disminución de la calidad y cantidad de agua. Pese a que se hacen esfuerzos de todas las magnitudes, lo cierto es que ninguno de ellos remplaza la función de captura de dióxido de carbono, ni de regulación del ciclo hidrológico que tienen los árboles. Un ejemplo claro se encuentra en el papel que en el ciclo del agua y su aprovisionamiento para los andes, tiene la selva húmeda tropical del Amazonas (véase video Por qué el Amazonas es tan importante de la Fundación Gaia Amazonas https://www.youtube.com/watch?v=_mO1bf8iTMI 

En nuestros Parques Nacionales Naturales y otras áreas protegidas de nuestro país se conservan especies de árboles que son endémicas o están muy amenazadas como: Frailejón, Cedro, Abarco, Palo de Rosa, Guayacán, Molinillo, Alma Negra, Canelo de los Andaquíes, Mangle Nato, Marfil, Roble y la Palma de Cera, el árbol nacional de Colombia

Aprovechamos este día para invitar a todos los colombianos a participar voluntariamente, sembrando y manteniendo un árbol, como una forma de ayudar a frenar el deterioro de nuestro medio ambiente. Pronto, por primera vez en la historia, la cantidad de personas con hogares en las ciudades superará a las que viven en el campo. Los parques y árboles se convertirán en un componente aún más vital de la vida urbana. Debemos respetarlos y protegerlos para el futuro.

Fuentes:

https://www.bgci.org/news-and-events/news/1400/

https://www.royalparks.org.uk/parks/the-regents-park/things-to-see-and-do/gardens-and-landscapes/tree-map/why-trees-are-important

           

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.