En Día Internacional por la Defensa del Manglar, homenaje póstumo a su gran defensor: Heliodoro Sánchez.

Siembra en la Ciénaga de Tesca

Fotografia: Cortesía archivo de familia y amigos de Heliodoro Sánchez

Heliodoro Sánchez 1

Heliodoro Sánchez homenaje julio 2018

Heliodoro Sánchez 2

Coordinador del proyecto en evento nacional

Fotografia: Cortesía archivo de familia y amigos de Heliodoro Sánchez

Caimanera Sucre 2009

Fotografia: Cortesía archivo de familia y amigos de Heliodoro Sánchez

Bahia de Cispatá zona de restauración

Fotografia: Cortesía archivo de familia y amigos de Heliodoro Sánchez

En el marco del Día Internacional por La Defensa del Manglar que se celebra el próximo 26 de julio, Julia Miranda Londoño, directora de Parques Nacionales Naturales invita al homenaje póstumo a Heliodoro Sánchez Páez uno de los precursores de la conservación en Colombia, que tendrá lugar en el Centro Cultural Biblioteca Julio Mario Santo Domingo a las 7pm.

En el evento se estrenará el documental Heliodoro, el hombre de los manglares que aborda el lado humano y la importancia de la obra de uno de los científicos más comprometidos e innovadores en el cuidado del manglar y las áreas protegidas, narrado por algunas de las figuras más importantes de la conservación en Colombia. Mientras todo el mundo giraba en torno a los conflictos sociales y políticos de Colombia durante la década de los 70, Heliodoro Sánchez se dedicó a pensar en el futuro de los ecosistemas, sus servicios y su relación con la humanidad. Su vida fueron las áreas protegidas; fue nombrado director de Parques Nacionales Naturales de Colombia en el año 77 y cuando se retiró del cargo continuó dictando una clase sobre conservación de áreas protegidas en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Fue un maestro que influyó a varias generaciones que lo recuerdan y admiran por su ética laboral y su pasión por la ingeniería forestal.

Las áreas protegidas de bosque de manglar declaradas durante su dirección de Parques Nacionales de Colombia en la región atlántica fueron la antesala de los procesos que hoy en día se llevan a cabo en la región Pacífico en Parques Nacionales como Sanquianga, Gorgona, Utría y Bahía Portete, que son la evidencia viva de su legado.

Un día para saber por qué debemos proteger los manglares de Colombia

El Día Internacional por la Defensa del Manglar se debe a la importancia cultural y biológica de los manglares, ecosistemas costeros que forman bosques en zonas inundadas por el agua dulce de los ríos y la salada del mar en un una dinámica diaria determinada por el cambio de mareas, al cual están adaptadas las especies que lo habitan.
Para Colombia es un ecosistema de gran importancia pues beneficia a comunidades del Caribe y el Pacífico. Representan una importante fuente para obtener recursos forestales, para pescar, y para la prestación de servicios ecoturísticos.

El bosque de manglar previene la erosión en las costas y es una barrera ante el embate de las tormentas tropicales o tsunamis. A este paisaje lo caracterizan las raíces de sus árboles en forma de zancos o tabloides que les permite adaptarse a la inestabilidad del sustrato de los suelos inundados. Por tanto, estas particulares raíces dan estabilidad a los suelos, abrigo a crustáceos, anfibios y peces (especialmente en sus etapas juveniles, por eso se le suele llamar sala cuna al ecosistema de manglar). Aproximadamente las 2/3 partes de las poblaciones de peces en el mundo dependen de las áreas de manglar como lugares de alimentación y anidación, además de varias especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios. Los bosques de manglar contribuyen además al mantenimiento de poblaciones de aves migratorias en ecosistemas asociados como ciénagas.

¿Qué amenaza a los manglares?

El desarrollo urbano, residencial y turístico; las actividades agropecuarias a gran escala y el uso inadecuado de agroquímicos; la sobreexplotación pesquera; la acuicultura insostenible y la deforestación. De igual manera, todo lo que altere el balance de la salinidad de sus aguas: sequías o desviación de cursos de ríos que dejan de alimentar con sus aguas los bosques de mangle o que aumentan el suministro de agua dulce.
Desde mediados del siglo XX el crecimiento de la población, la expansión urbana y diversas actividades extractivas, están diezmando los manglares. La pesca indiscriminada, tanto industrial como artesanal, la fabricación de carbón de leña a partir de madera de mangle, la zoocría de algunas especies, la extracción de las salitreras y de los taninos, la cacería y el turismo mal orientado, están entre las determinantes de la reducción de los manglares en el mundo.

¿Cómo podemos ayudar a conservar los Manglares?

Los habitantes de los centros urbanos podemos contribuir al cuidado de los manglares cercanos, evitando utilizarlos como basureros, pues esto impide la regeneración de la flora y afecta seriamente a la fauna. No debemos desestimar el poder que tenemos como ciudadanos para proteger nuestro derecho a un ambiente sano. Por ello, es importante denunciar ante la autoridad competente cualquier actividad que afecte al manglar, como rellenos, construcciones, levantamiento de estanques camaroneros o piscícolas, vertimientos de aguas residuales, incendios deliberados para acorralar su fauna y cazarla, etc.

Parques Nacionales Naturales protege 66.710 hectáreas de Manglar, en las áreas protegidas de Bahía Portete, Flamencos, Tayrona, Isla de Salamanca, Corales del Rosario y San Bernardo, El Corchal “Mono Hernandez”, Ciénaga Grande de Santa Marta, Old Providence – Mac Bean Lagoon, Utría, Uramba – Bahía Málaga, Gorgona y Sanquianga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.