Comunidades
X

Las dinámicas socioculturales del Parque Nacional Natural Tayrona y sus zonas de influencia son parte constituyente de un todo más amplio y complejo, que es la Sierra Nevada de Santa Marta. Las cuatro etnias indígenas (Kankuamo, Kogui, Wiwa y Arhuaco) que habitan actualmente la Sierra han planteado la existencia de un territorio ancestral, demarcado por un límite que encierra el complejo geográfico de la Sierra Nevada de Santa Marta incluyendo las zonas costeras y lacustres por fuera de los resguardos indígenas. Esto significa que, a pesar de no ser zona de resguardo y de no haber miembros de la comunidad indígena habitando en el Parque Nacional Natural Tayrona, este hace parte constitutiva de dicho territorio ancestral, y en él se encuentran sitios sagrados que se deben proteger y respetar como parte del patrimonio cultural de la humanidad. Además de los grupos indígenas, en los alrededores del Parque también viven mestizos y afrocolombianos que basan su sustento en actividades como el turismo, la pesca, la agricultura y la ganadería.

 

Grupo Étnico Kankuamo

Desde el siglo XIX, el pueblo Kankuamo comenzó a tener una perdida de valores culturales, y la lengua, por la segregación racial y el sistemático intento de incorporar a las comunidades indígenas a la "civilización". Si bien su lengua ha estado en peligro de extinción, esfuerzos se hacen para manetenerla viva entre sus pobladores contemporáneos y para mantener vivas otras tradiciones culturales del grupo. El área geográfica de influencia de los kankuamo es Atánquez, Chemesquemena, Guatapuri y La Mina.

Ilustración: José Mario Betancourt

Grupo Étnico Kogui

Los kogui, emparentados con la cultura Tayrona que floreció en la época de la conquista española, sobrevivieron gracias a que se aislaron por generaciones. La mitología narra que son “hermanos mayores” de la humanidad viviendo en el “centro del mundo”, y que los extranjeros o “hermanos menores” fueron desterrados tiempo atrás. En respuesta a las infracciones que han cometido en la tierra natal, los hermanos menores deberán recorrer el camino de regreso y cosechar lo que han sembrado en forma de autodestrucción.

Ilustración: Laura Pérez

Grupo Étnico Wiwa

El nombre "wiwa" proviene de la raíz ‘wi’ que significa cálido, los de las tierras bajas cálidas y también significa "engendrar" o dar origen. Los wiwa son también conocidos como sanjá (sanha o sanká), que significa nativos o indígenas, en oposición a sentalo, extranjero, no indígena. Otras denominaciones son gentilicios propios de poblados wiwas: guamacas (de Guamaka), marocaseros (de Marokaso), arsarios (de El Rosario). Los wiwa son agricultores que cultivan yuca, ñame, malanga, plátano, maíz, fríjol, coca y caña de azúcar para consumo familiar y café para comerciar.

Ilustración: Laura Pérez

Grupo Étnico Arhuaco

Habita las cuencas altas de los ríos de la vertiente occidental de la Sierra. Los picos nevados son considerados el centro del mundo para cada una de las etnias que habita la Sierra Nevada. Los primeros humanos provienen de los grupos originarios de la Sierra y, por lo tanto, son los "hermanos mayores"; todos los que llegaron después son considerados como los "hermanos menores". La diferencia entre los dos tipos de hermanos es el conocimiento que tienen sobre la naturaleza. Los "hermanos mayores" son los encargados de cuidar y preservar el mundo, de velar porque el ciclo cósmico tenga un buen desarrollo.

Ilustración Andrés Urquina