Programa de Ecoturismo Comunitario

El Programa de Ecoturismo Comunitario se desarrolla en el marco del proceso de implementación de los Lineamientos de Ecoturismo Comunitario en Colombia, cuyo objetivo es orientar a organizaciones comunitarias, autoridades locales, regionales y nacionales en el establecimiento de iniciativas ecoturísticas con activa participación comunitaria.

Este programa busca establecer alianzas con organizaciones comunitarias locales para la prestación de los servicios ecoturísticos con el fin de generar beneficios económicos y sociales en las poblaciones locales, contribuir a la conservación de los recursos naturales y el patrimonio cultural, y mejorar la sostenibilidad financiera de las Áreas Protegidas. Las alianzas con grupos comunitarios son formalizadas a través de contratos de prestación de servicios ecoturísticos comunitarios que recogen los compromisos de las partes. Algunos de estos compromisos son el manejo de las utilidades obtenidas por la actividad [1] y el seguimiento de un plan de trabajo concertado a través del comité de seguimiento conformado por representantes de la organización comunitaria y Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Para garantizar la sostenibilidad ambiental de la actividad ecoturística en las Áreas Protegidas, los contratos establecen requerimientos de operación para las partes. Los más sobresalientes son el ordenamiento y planificación de las actividades ecoturísticas, la implementación de buenas prácticas para la conservación y preservación del entorno, el fortalecimiento de la organización comunitaria para la prestación de los servicios y actividades ecoturísticas, el reconocimiento de los valores socioculturales, el desarrollo de programas de capacitación ambiental y para el fortalecimiento de la organización comunitaria, y el fortalecimiento de las actividades de sensibilización y educación a los visitantes. En este proceso se busca generar una activa participación de las comunidades locales en la gestión de sus propios destinos que alimente el espíritu de conservación.

Los contratos enmarcan responsabilidades por parte de las comunidades en las siguientes líneas:

  • Prestación de servicios de alojamiento, alimentación y bebidas.
  • Operación de la Tienda de Parques.
  • Prestación de actividades ecoturísticas como interpretación ambiental, guianza, avistamiento de aves y buceo entre otros. Las actividades operadas responderán a lo indicado por el Plan de Manejo del Área Protegida.
  • Apoyar con recursos económicos, humanos, técnicos y logísticos el desarrollo de las acciones planteadas.
  • Participar y apoyar en la organización técnica y logística de talleres de capacitación en temas ambientales, de competitividad, de organización empresarial, y demás que sean acordados conjuntamente.
  • Definir conjuntamente actividades ecoturísticas en el marco de la reglamentación y el plan de manejo del Área Protegida.
  • Desarrollar eventos y acciones relacionados con la divulgación e información del Área Protegida y sus valores naturales y culturales.
  • Adoptar un plan de acción definido conjuntamente con la dirección del Área Protegida y las instancias necesarias al interior de Parques Nacionales.

[1] Incluye el reconocimiento de un porcentaje sobre utilidades (10%) para la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales (UAESPNN), la designación de un porcentaje (mínimo 1%) para contribuir a un fondo de beneficio para la comunidad local que financie proyectos de salud, educación, y actividades de fortalecimiento de la organización comunitaria.