Día Mundial de los Mares: 29 de septiembre

Mar es el nombre genérico que utilizamos para designar todas las aguas saladas que cubren cerca del 75 por ciento de la superficie del planeta.

La vida en nuestro planeta se originó en el agua, y más específicamente en el mar. Los primeros seres vivos aparecieron hace más de tres mil doscientos millones de años, y durante más de dos mil ochocientos millones de años sólo hubo vida acuática.

Todos los seres vivos estamos conectados, en mayor o menor medida con el mar y sus recursos. Sin embargo, a pesar de su inmensidad y la enorme riqueza biológica que encierran, nuestros mares y océanos son frágiles, muy poco conocidos y especialmente vulnerables a la amenazas.

Durante la última semana de septiembre, los gobiernos del Mundo celebran el Día Mundial de los Mares para promover su conservación.

Desde 1948 la ONU creó la Organización Marítima Internacional (OMI), primer organismo dedicado a la seguridad marítima, la evolución en los intereses y políticas de la ONU también ha impactado en las miras y acciones de la OMI para que en la actualidad, dicha organización, incorpore la protección de los ecosistemas marinos como uno de sus principales fines.

Nuestro País tiene dos océanos: el Pacifico y el Atlántico, y en este último tenemos el Mar Caribe, con una extensión de 1700 Kms,.

Así mismo, Colombia posee gran biodiversidad marina con especies endémicas y en peligro de extinción como: el mero guasa, el caracol de pala, la cangreja, entre otros así como tiburones, rayas, estrellas de mar, esponjas y corales, y con tres de los ecosistemas más productivos del Mundo como son los arrecifes de coral, con la tercera barrera arrecifal más grande del mundo situada en el archipiélago de San Andrés y Providencia, los manglares y los pastos marinos

Toda esta gama de especies y ecosistemas se encuentran protegidas en las Áreas Protegidas del Sistema de Parques Naturales y Santuarios como son:

Los Parques Nacionales Naturales de Macuira, Tayrona, Corales del Rosario y Corales de Profundidad.

Los Santuarios de Fauna y Flora Ciénaga Grande Santa Marta, El Corchal El mono Hernández, y Flamencos y el Vía Parque Isla de Salamanca

Conmemorar el Día Mundial de los Mares nos sirve para repensar el valor de sus recursos, tan vulnerables a la amenaza del hombre.

El incremento de la demanda de recursos naturales que en ciertos casos ha llevado al agotamiento de algunas de sus especies; el desmedido crecimiento y ocupación de nuestras costas, y una extensa lista de hechos y actividades que perjudican los ecosistemas más vulnerables que existen.

Estos hábitats se encuentran actualmente amenazados por el cambio climático, la sobrepesca, el desarrollo de infraestructuras y la contaminación, esta última atenta contra la supervivencia de los ecosistemas que en ellos habita, además de ser un peligro para la salud humana, por la ingesta directa de agua contaminada o por el consumo de especies (peces, moluscos y otros) contaminados.

Hoy es un día para recordar que la salud de los mares dependerá de la medida en que replanteemos nuestra actitud y reconsideremos nuestras actividades como humanos, entre otras cosas desarrollando las actividades económicas con mayor cautela y control, con la certeza de que causando el menor impacto sobre ellos, marcaremos una nueva manera de relacionarnos con la naturaleza que hará la diferencia.

En el Día Mundial de los Mares aunemos esfuerzos para mirar al Mar y minimizar los impactos en su ambiente, reducir el vertido de aguas residuales, los residuos industriales, ordenar la ocupación de sus playas y para crear áreas de protección de su biodiversidad. Es la ocasión para manifestar nuestro compromiso de protección de nuestros ecosistemas y sus recursos como principales fuente de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.