Sixto Ávila sueña con hacer realidad el Centro de Medicina Tradicional de la comunidad Palaima

Mujeres de la Comunidad Palaima necesitan de más médicos tradicionales dentro del Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos

Sixto Ávila tiene 23 años, es miembro de la comunidad Palaima y hace parte de los beneficiarios por el Apoyo Presupuestario Para el Desarrollo Local Sostenible implementado por Parques Nacionales y financiado por la Unión Europea.

La comunidad de palaima pertenece a la etnia Wuayuu, asentada en la guajira donde se encuentra el 98% de sus miembros. Esta comunidad fue formada por sus abuelos, son “apalanches”, nómada, e históricamente han sido pescadores, razón por la cual se establecían cerca de las lagunas y a las desembocaduras de los ríos, lugares donde eran más productivas las jornadas de pesca.

Su comunidad fue formada por sus abuelos. Actualmente conviven 10 familias constituidas por un promedio de 8 personas en cada casa. Sixto es el mayor de 7 hermanos y actualmente venía dedicándose a la pesca y al pastoreo de los chivos, pero gracias al Apoyo Presupuestario ha empezado a desempeñarse como guía en ecoturismo, fortaleciendo sus costumbres ancestrales heredadas de sus antepasados.

Sixto Ávila sueña con hacer realidad el Centro de Medicina Tradicional, con el apoyo de Parques Nacionales y la Unión Europea, para las comunidades asentadas en el Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos

Desde hace años ha podido estar en las diferentes iniciativas del DLS. Ha trabajado en el fortalecimiento de esos emprendimientos y ahora está al frente de la consolidación del Centro de Medicina tradicional Wayuu.

“Esta iniciativa fomenta lo que es la importancia de nuestra cultura, a través de nuestras plantas medicinales Wayuu, y de qué eso no se debe perder por qué debe ser algo de generación en generación y que cómo bien les decía, cada una está enfocada en puntos específicos, pero esta iniciativa de plantas medicinales es el rescate de la cultura, más cuando es la única comunidad de las nueve que están dentro del área protegida, en el cual hay un médico tradicional”.

Ese médico tradicional es su abuelo y gracias a esto, Sixto ha iniciado una cruzada para que estas costumbres y conocimientos perduren. No es una actividad sencilla pero al ver a su abuelo desde muy pequeño, ya es un experto en el proceso.

“El médico tradicional extrae todo su producto medicinal del entorno, del lugar, todas son plantas, raíces, hojas, todas dentro o fuera del área protegida. Hay plantas que son extraídas desde “La Sierra”, en intercambios entre culturas y de esa manera se hace todo el tema de medicina tradicional”.

El Santuario de Fauna y Flora los Flamencos, alverga 9 comunidades pertenecientes en la etnia Wuayuu. Palaima es una de ellas.

Aunque en Camarones, la medicina tradicional fue desarrollándose mediante el método de ensayo y error, es necesario conocer que está fundamentada en la cosmovisión Wuayuu. Sixto enfatiza en que no basta con saber tan solo los efectos que causan las diferentes plantas sino que también se debe conocer sobre la conexión espiritual que se tenga con el entorno, para poder lograr la conexión espiritual con sus ancestros.

Por eso está empeñado en materializar la construcción y el desarrollo del centro de medicina tradicional de Palaima, con el propósito de transmitir el conocimiento a las otras comunidades de la región que carecen de ellos y sin dudarlo, agradece al Apoyo Presupuestario para el Desarrollo Local Sostenible, de Parques Nacionales y Unión Europea, por brindarles esa asistencia y acompañamiento, para hacer la construcción, del centro, posible.

Estructura del futuro Centro de Medicina tradicional de Palaima, Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos, Camarones, Guajira

“Agradecerles a las instituciones por impulsar estas iniciativas que fortalecen a nuestra cultura. Nosotros tenemos el conocimiento y necesitamos estos recursos que nos entran para fortalecer nuestras propias costumbres, nuestras propias creencias. Son estos recursos los que nos ayudan a abrirnos a nuevas expectativas y a entender que hay más allá de lo que uno cree tener. Seguimos trabajando con estas iniciativas, con estos propósitos culturales y de esta manera quiero agradecerles por estos recursos”.

Sixto continúa trabajando por su comunidad, al mismo tiempo en que incrementa esfuerzo para generar conciencia en la conservación y restauración de los ecosistemas.