Mesa de Uso cumplió con orientar los avances del Desarrollo Local Sostenible

Participaron profesionales de 18 Parques Nacionales, encargados de desarrollar iniciativas de economía local para que se consoliden entre comunidades indígenas, afrocolombianas y raizales, esto como parte de las actividades del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible.

BOGOTÁ, OCTUBRE 24 DEL 2018.  Reunir, orientar, compartir y retroalimentar. Estas cuatro palabras fueron el sustento de las actividades de la Mesa de Uso y Aprovechamiento Económico que se realizó desde el lunes pasado 22 de octubre con la presencia de 21 profesionales de 18 Parques Nacionales Naturales de todo el país, quienes buscan perfeccionar en sus regiones los avances de los indicadores 4 y 5 del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible (DLS), que financia la Unión Europea.

A la Mesa de Uso asistieron representantes del DLS encargados de impulsar iniciativas de economía local para que se consoliden entre comunidades indígenas, afrocolombianos y raizales. Entre esos emprendimientos figuran proyectos ecoturísticos, artesanales o que se sustentan en el uso y aprovechamiento de plantas medicinales. Igualmente, para cultivar cacao o tomate de árbol u otros enfocados a la recuperación de tradiciones ancestrales o para impulsar la instalación de trapiches y motivar la pesca responsable y afianzar el autoconsumo.

De paso, con estas iniciativas que pueden prolongarse en el tiempo, se hace un aporte directo a la conservación de las áreas nacionales protegidas y se mejora la calidad de vida de las comunidades que viven dentro de las zonas protegidas o en sus áreas de amortiguación, ya que de ahora en adelante ellas podrán tener ingresos adicionales, suplir necesidades básicas y, al mismo tiempo, reducir el impacto que esos habitantes tienen sobre el entorno.

La Mesa de Uso no solo revisa la metodología usada por los profesionales para acercarse a las poblaciones, caracterizarlas, evaluar sus intereses y sus expectativas y la viabilidad de los proyectos económicos planteados. También, permite que los profesionales a cargo de las iniciativas compartan experiencias y aprendan de ellas. Por ejemplo, para algunos lo más complejo es que cualquier proyecto pueda consolidarse y comience a andar, pese a la incredulidad y desconfianza de las comunidades.

Para otros, parte del éxito se basa en la evaluación previa para definir cuál de las iniciativas propuestas por los habitantes impactados puede consolidarse, teniendo en cuenta el contexto geográfico, social y cultural.

Hasta el momento, el Desarrollo Local Sostenible ha beneficiado 1.481 familias indígenas, un 113 por ciento del cumplimiento sobre la meta esperada para 2017. Por su parte, hay 874 familias negras apoyadas, es decir, un 101 por ciento de cumplimiento sobre la meta acumulada esperada de 867 familias para el mismo periodo. Ya son 37 las iniciativas de economía local desarrolladas, algunas de ellas con 19 pueblos indígenas y consejos comunitarios.

“El programa DLS resalta un hecho y es que los avances en proyectos sostenibles no son de una sola parte, es un trabajo en equipo entre los Parques y las comunidades, porque los profesionales son quienes han guiado a las personas para que ellas escojan qué quieren hacer, dónde y cómo”, explicó Jeimy Cuadrado, coordinadora del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible.

Y como parte de ese trabajo concertado, la Mesa de Uso de este año se apoyó en tres entidades que mostraron a los asistentes pistas de nuevos emprendimientos, opciones de manejo y nuevas ideas.

Jaime Barrera y Marcela Carrillo, del Instituto Sinchi, les hablaron a los profesionales sobre las oportunidades que ofrecen los productos no maderables de la selva amazónica. Porque aunque este es una de las zonas del país más afectadas por la deforestación y la transformación de porciones de selvas en pastos para extender ganado y cultivos agrícolas, aún ofrece muchas oportunidades de negocios representadas en frutos y especies de plantas como el asaí, el moriche, el camu-camu o el seje, con los que se pueden desarrollar néctares de frutas, bebidas u horneados, así como el desarrollo de cosméticos, cremas, aceites o lociones. Igualmente, el Sinchi desarrolló una exposición sobre las oportunidades que ofrece el cultivo de cacao.

Artesanías de Colombia participó en la Mesa de Uso con una charla sobre el potencial artesanal y las oportunidades que ofrecen ciertos accesorios. Se explicó la importancia de diferenciar el trabajo manual del artesanal y el uso de colores y de ciertos materiales. “El adecuado manejo del diseño e innovación, calidad, acabados, mercado e imagen gráfica son ineludibles; ya que estos factores son necesarios en cualquier tipo de producto”, fue una de las enseñanzas que recibieron los asistentes.

Todos estos ejemplos y experiencias externas podrán inspirar nuevas ideas para beneficio de los proyectos planteados desde los Parques Nacionales.

Finalmente, una de las jornadas se completó con una exposición de Paola Delgado, gerente de mercadeo responsable de la Fundación Marviva, quien mostró las oportunidades que puede tener la pesca artesanal y el uso responsable de los recursos marinos para apoyar a comunidades que se decidan a preservar, capturar peces con moderación y con el uso de herramientas pasivas como las líneas de mano y sin el uso de chinchorros, arpones o redes de arrastre que impiden la trazabilidad del producto, información sobre las especies capturadas y fomentar reglas de conservación.

La Mesa de Uso continuó con el fortalecimiento organizativo de iniciativas de base comunitaria y los resultados del convenio entre Parques Nacionales Naturales y la Corporación Biocomercio, que se ha encargado de apoyar el fortalecimiento empresarial de las iniciativas de economía local.