La conservación y la paz, grandes beneficiarias de la cooperación internacional

Por el apoyo económico de la Unión Europea, y la alianza entre instituciones, se están logrando avances para asistir a comunidades vulnerables y darles alternativas de desarrollo con iniciativas económicas sostenibles. El Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible, que financia la Unión Europea, es un ejemplo de cómo respaldar a poblaciones para que sean aliadas de la preservación ambiental. 

BOGOTÁ, JUNIO 26 DEL 2018. Parques Nacionales Naturales tiene a su cargo la preservación de 59 áreas nacionales protegidas. Y el 70 por ciento de esas áreas han sido golpeadas por el conflicto armado. Muchas de ellas, como consecuencia de la violencia, son afectadas por la minería ilegal, la deforestación, la presencia de minas u otros explosivos y por la siembra de cultivos ilícitos.

De ahí que la cooperación internacional, como la que lidera la Unión Europea, le ha permitido a la entidad llegar a decenas de comunidades para apoyarlas con el desarrollo de iniciativas económicas con las que estas personas, antes marginadas por la guerra, se vinculen con la conservación.

“Es así como la cooperación internacional resulta clave para consolidad la paz y la preservación de territorios”. Así lo expresó Carolina Jarro, subdirectora de Gestión y Manejo de Áreas Protegidas de Parques Nacionales Naturales de Colombia, en el foro ‘Gestión Ambiental en el Territorio’,  organizado por la Unión Europea (UE) en el marco de la Feria Internacional del Medio Ambiente (FIMA), y que fue complementado por el panel ‘Experiencia con la Cooperación Internacional para el Medioambiente y el Desarrollo Sostenible’.

Jarro explicó que al recibir el apoyo de la Unión Europea para la ejecución, por ejemplo, del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible (DLS), Parques Nacionales puede llegar a acuerdos con habitantes de territorios para que, poco a poco, eliminen los cultivos ilícitos y otras actividades que implican daños al entorno, busquen alternativas de subsistencia y adquieran medios de vida responsables y legales.

“Con la cooperación podemos contribuir a generar alternativas económicas, capital semilla, que algunos emprendimientos puedan  entrar a la cadena de valor; hemos logrado generar negocios verdes y apoyar la restauración de ecosistemas, pero también la restauración social de campesinos, indígenas y grupos afrodescendientes”, opinó Jarro, quien insistió en que la cooperación también permite hacer alianzas con otras organizaciones o institutos de investigación, como el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi) o con el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), para hacer más resiliente el territorio y reducir la vulnerabilidad de algunas poblaciones.

“Para el caso del Apoyo Presupuestario DLS, hemos podido generar alternativas  que permitan apostarle a la construcción de una política pública e implementar la política de participación de ‘Parques con la Gente’, que nos ha llevado a generar nuevos desarrollos técnicos. Y con el Ministerio de Agricultura, Parques Nacionales, a través de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), ha trabajado con la Unidad de Planeación Rural (UPRA), para que las personas que viven muy cerca o dentro de los parques tengan alternativas de progreso y pueden reducir el impacto sobre las áreas de conservación. “Mientras en los territorios la gente no pueda resolver qué comer o cómo sostener a sus familias, siempre van a existir amenazas para la biodiversidad que resguardan los Parques Nacionales”, explicó Jarro.

David Soto, director de la Fundación Acua y participante en el pánel, argumentó por su parte que  la consolidación de la paz también depende de esa cooperación internacional. “Hoy el reto frente al tema de la paz es muy grande de cara a las comunidades más vulnerables, además porque hay un panorama rural en el que las instituciones públicas regionales tienen muy pocos ingresos para funcionar, por eso la inversión que se hace en muchas poblaciones viene de la cooperación internacional. la cual resulta trascendental para cambiar situaciones de pobreza”, dijo Soto.

En el foro también participaron Francisco Arias, director del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), Lionel Goujon, delegado de la Agencia Francesa para el Desarrollo de Colombia (AFD) y Rafael Zavala, representante de la FAO en Colombia.

Precisamente Zavala explicó que su organización y la Unión Europea tienen una alianza para fortalecer la institucionalidad y la política pública en Colombia. “En temas de paz estamos trabajando en la articulación con entidades colombianas y con Parques Nacionales para fortalecer la la gobernanza en beneficio de los recursos naturales”.