Campesinos de Cubarral, en Meta, firmaron acuerdos por la conservación del Parque Nacional Natural Sumapaz

  
Los campesinos se comprometieron a no seguir ampliando la frontera agropecuaria y a cuidar las áreas liberadas y aisladas. Los acuerdos hacen parte de los resultados del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible, que financia la Unión Europea.

Campesinos que habitan en el municipio de Cubarral (Meta), al interior del Parque Nacional Natural Sumapaz y en su zona con función amortiguadora, firmaron junto a Parques Nacionales Naturales 20 acuerdos de Restauración Ecológica Participativa y Sistemas Sostenibles para la conservación de esta área protegida de Colombia.

Los acuerdos corresponden al compromiso voluntario de 20 familias de sumarse a la protección del Parque y al ordenamiento territorial ambiental, mediante la implementación de prácticas sostenibles y arreglos productivos alternativos, así como de acciones de restauración que contribuyan al mejoramiento del estado del bosque andino de esta zona protegida.

Igualmente, ambas partes se comprometieron a avanzar en la conservación a través de la restauración ecológica participativa del área protegida, aportando a la solución de conflictos socio ambientales por Uso, Ocupación y Tenencia (UOT) y a mejorar las condiciones de vida de las familias campesinas.

Los campesinos no seguirán ampliando la frontera agropecuaria, cuidarán y protegerán las áreas que fueron liberadas y aisladas para recuperación, participarán en las jornadas de capacitación concertadas con el equipo del Parque Nacional Sumapaz y multiplicarán sus experiencias adquiridas en el proceso de restauración. También, construirán viveros para la reproducción de plantas nativas y mejorarán el manejo de sus actividades agrícolas y de animales domésticos o para comercialización (silvopastoriles).

Acuerdos van a durar tres años

Desde Cubarral, las presiones que resiste el Parque Nacional Sumapaz son estrictamente por cultivos agrícolas, muchos de ellos de café, y por ganadería.

Como parte de estos compromisos, los campesinos de las veredas Palomas, Monserrate, El Retiro y La Libertad han podido organizar cercas para la organización de sus animales y de sus cultivos o cerramientos que funcionan a través de paneles solares que de paso generan energía para el hogar. También se construyen bebederos para el ganado, con los que se evita que los semovientes caminen por cualquier lugar o invadan las quebradas.

Han organizado parcelas de rehabilitación para concentrar la producción en ciertas zonas y controlar el avance de cultivos agrícolas. Y además, con todo estas iniciativas aplicadas en conjunto y por tiempo indefinido, los labriegos comenzarán a frenar procesos erosivos o deslizamientos que van a beneficiar directamente la seguridad de toda la comunidad.

En medio de todo este proceso se benefician 358 hectáreas por restauración, 213 por rehabilitación y casi dos hectáreas por procesos de recuperación.

Por su parte, Parques Nacionales entregará los insumos y materiales acordados para el desarrollo de las técnicas de restauración que se implementarán en cada finca, capacitará al restaurador y a su familia, realizará acompañamiento técnico y monitoreo para la implementación de acciones de recuperación ecológica y dará continuidad a la gestión que permita que el proceso de conservación del área protegida pueda mantenerse en el tiempo.

Es de resaltar que los acuerdos son el resultado de un proceso participativo entre las familias campesinas y el Parque Nacional Natural Sumapaz, con el apoyo de la Dirección Territorial Orinoquía y la Subdirección de Gestión y Manejo de PNN, en el marco de la implementación del Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible (DLS), que financia la Unión Europea. Los acuerdos para la restauración ecológica durarán tres años.