Vía-Parque Isla de Salamanca

De explotar almejas a intérpretes ambientales

Veinte pescadores que representan a igual número de familias y que durante más de 15 años vivieron de recolectar almejas dentro del Vía Parque Isla de Salamanca, una actividad que no es sostenible y afecta la estabilidad ambiental de esta área protegida nacional, decidieron abandonar este oficio para dedicarse al ecoturismo.

Los almejeros, que integran la organización Asipesa, se han organizado para transformarse en intérpretes ambientales, esto como parte de los acuerdos por Uso, Ocupación y Tenencia (UOT) que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Parques Nacionales promueven en zonas protegidas con presencia de comunidades en los alrededores o dentro de las zonas de reserva.

Este caso es más que todo un acuerdo por uso, que de paso se convierte en un pacto por la conservación en el que los pescadores se comprometen, poco a poco, a dejar a un lado la explotación de las almejas para participar como aliados de la educación ambiental y la investigación.