Conjurar distintas visiones de un mismo territorio será un reto de la política SINAP 2020 – 2030

WhatsApp Image 2019-05-30 at 7.11.32 PM

WhatsApp Image 2019-05-29 at 11.09.42 AM

WhatsApp Image 2019-05-29 at 10.43.53 AM

WhatsApp Image 2019-05-29 at 10.15.01 AM

¿Qué tanto conocemos nuestra biodiversidad? Colombia es conocida por su alta riqueza natural. Sin embargo, aún desconocemos muchas de las especies de flora y fauna, así como los bienes y servicios que nos ofrecen nuestros ecosistemas.

Una de las formas de proteger y estudiar nuestra biodiversidad es través de la declaratoria de áreas protegidas que dependiendo de sus características se les asignan distintas figuras de conservación como santuarios, parques naturales, reservas de la sociedad civil, entre otros. Con el fin de garantizar un manejo efectivo de estos territorios, Colombia cuenta con un Sistema Nacional de Áreas Protegidas – SINAP que tiene la misión de aportar a los objetivos de conservación a nivel local, regional y nacional.

El SINAP contará con una nueva política pública para los próximos 10 años, para lo cual estamos llevando a cabo talleres en las regiones, con el fin de mejorar el diagnóstico actual de nuestro sistema de áreas protegidas. Durante el taller en Bogotá, los participantes priorizaron temas como la articulación entre los actores y sectores del sistema, así como incorporar datos de la tenencia de la tierra y el aporte que hacen las áreas protegidas a la economía del país.

¿Cómo lograr mejorar el SINAP?

Uno de los logros de la política SINAP  2010 – 2018 fue consolidar un inventario oficial de las áreas protegidas, así como escenarios de gobernanza en los que participan actores clave como comunidades locales, autoridades ambientales y gobiernos locales en la construcción de medidas de manejo.

Dado que la dinámica de los territorios varia con el tiempo, el SINAP debe actualizar su política, teniendo en cuenta aspectos como impactos del cambio climático, tenencia de la tierra, cambios de uso del suelo y, en muchas ocasiones, conflictos socioambientales.

¿Conservación vs. Desarrollo?

El desarrollo de los territorios y las prioridades de conservación van de la mano. Por eso, la política SINAP 2020 – 2030 llevará la conservación más allá de la preservación de los ecosistemas, al incluir el papel que juegan otros sectores como la agricultura, minería, ganadería e industria en la gestión de nuestras áreas protegidas.

Distintas visiones, mejor SINAP

La consolidación del SINAP y la mejora de su información, permitirá tomar mejores decisiones para el desarrollo de los territorios y los regionales.  Uno de los mayores retos de esta nueva política será juntar de manera efectiva las distintas visiones sobre un mismo territorio.

Las comunidades indígenas de la región de la Amazonia que participaron en el taller, plantearon la necesidad de reconocer de manera real el papel de sus territorios y autoridades ambientales en la conservación de la naturaleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.