HECHOS DESTACADOS DEL CONGRESO MUNDIAL DE PARQUES 2014 DE LA UICN

Vinod Mathur, Wildlife Institute of India, and Julia Miranda Londoño, Colombia National Parks Agency

Terence Hay-Edie, GEF Global ICCA Support Initiative

Grazia Borrini-Feyerabend, ICCCA Consortium

Cyril Kormos, The WILD Foundation

Penny Langhammer, Arizona State University, US, and Stephen Woodley, IUCN

s22

s22

Ben Boer, World Commission on Environmental Law

Volker Mauerhofer, University of Austria

Volker Mauerhofer, University of Austria

Lydia Slobodian, Environmental Law Centre, IUCN

Wu Zhimin, Director General, International Forestry Cooperation Center, State Forestry Administration, China

s16

s16

s15

s15

s14

s14

Lee White, Special Advisor to the President of Gabon, and Director, Gabon Protected Areas Agency, and Barbara Thomson, Deputy Minister of Environmental Affairs, South Africa

s13

s13

s12

s12

s11

s11

s10

s10

s09

s09

s08

s08

(L-R): Zhang Xinsheng, President, IUCN; Hery Rajaonarimampianina, President, Madagascar; and Simon Birmingham, Parliamentary Secretary to the Minister for the Environment, Australia

s06

s06

s05

s05

s04

s04

Stream Session 6: Inspiring Solutions: Better Governed Seascapes as Models for Sustainable Living - Brian Jones, Blue Ventures, Madagascar (right)

Hugh Govan, Locally-Managed Marine Area Network, and Purificació Canals, The Network of Marine Protected Areas managers in the Mediterranean (MedPAN)

Purificació Canals, MedPAN

MARTES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2014

Por la mañana, los participantes asistieron a las sesiones de las corrientes y hubo una mesa de redonda de alto nivel. Los representantes de los gobiernos hicieron aportes sobre la visión de la Promesa de Sydney y prometieron compromisos nacionales para la próxima década. Al final del día hubo un Diálogo de Líderes del Mundo sobre encontrar un equilibrio entre el apetito mundial por los recursos minerales y cómo esto define a las AP.

MESA REDONDA DE ALTO NIVEL

El Presidente de la UICN, Zhan Xinsheng, abrió la mesa redonda de alto nivel, diciendo que los líderes ambientales presentes deben “elevar la vara” en el desempeño de los países con respecto a las áreas protegidas del mundo. Y dijo que la Promesa de Sydney tendrá como objetivo proporcionar las mejores prácticas mediante el intercambio de experiencias y sabiduría de todo el mundo.

Los Copresidentes de la sesión, Peter Cochrane, Embajador de Australia del Congreso Mundial de Parques, y Julia Marton-Lefèvre, Directora General de la UICN, abrieron los debates, invitando a los delegados a que sumen aportes y consideraciones para informar a la visión y las acciones necesarias, que se van a incluir en el documento final de la Promesa de Sydney.

Simon Birmingham, Secretario Parlamentario del Ministro de Medio Ambiente de Australia, señaló que a pesar del enorme crecimiento de las áreas protegidas terrestres y marinas, persisten retos significativos que deben abordarse en la próxima década mediante alianzas eficaces entre los gobiernos, las comunidades locales, las empresas y el sector privado.

Robert Stokes, Ministro de Medio Ambiente de Nueva Gales del Sur, Australia, sugirió que la Promesa de Sydney será una oportunidad para replantear el debate sobre la conservación de para que pase de ser un debate sobre los conflictos a una conversación.

Durante el debate posterior acerca de las perspectivas de los países que se incluirán en la visión de la Promesa de Sydney, varios delegados hicieron hincapié en la necesidad de sensibilizar y convencer a los líderes y a la gente de los beneficios de la diversidad biológica. Muchos participantes propusieron la formación de un grupo de líderes de alto nivel que pueda difundir el mensaje entre sus pares a nivel mundial.

Los participantes también destacaron, entre otras cosas: la centralidad de la conservación para el bienestar humano y la economía; la necesidad de “moverse fuera de los silos”, incluyendo los de las tres convenciones de Río; asociaciones a diferentes niveles; el reconocimiento de los beneficios proporcionados por las áreas protegidas, y asegurar el flujo de éstos a las comunidades y custodios locales; la creación de fuentes de ingresos para las comunidades que viven en las áreas protegidas, incluyendo el ecoturismo; la educación y la comunicación; corredores ecológicos y evitar la fragmentación de las áreas protegidas; terminar con el comercio ilegal de vida silvestre; medir el bienestar más allá del producto interno bruto (PIB); y la facilitación de mecanismos financieros que permitan a los sectores público y privado contribuir a la conservación.

Un delegado hizo hincapié en la necesidad de “levar a la mesa de negociaciones a personas que no estén en el negocio de la conservación”, y en cambiar la percepción de la conservación como algo “anti desarrollo” para se convierte en algo “sobre el desarrollo”.

Un participante hizo hincapié en la necesidad de comprometerse con el establecimiento y la expansión de AP, la obtención de fondos para las AP y su buena gestión.

Un delegado sugirió que se incluya en la visión: una referencia a los ODS; la utilización sostenible de los recursos naturales para las generaciones presentes y futuras; el principio de “conservación como un núcleo”, la calidad de las AP además de la cantidad; y las asociaciones regionales de apoyo a la CMP.

Un participante señaló la necesidad de frenar las “actividades ilegales sobre nuestra diversidad biológica”, haciendo hincapié en la educación y el cambio de las percepciones relacionadas con los recursos naturales como claves para hacer frente a su sobreexplotación. Un delegado recordó a todos la importancia del papel de los hombres y mujeres que dedican su vida a la protección de los recursos naturales y los ecosistemas, e instó a la selección de un embajador de las NU para los delitos contra la vida silvestre, así como a la aprobación de una resolución de las NU. Un ministro pidió una mayor interacción e integración entre los distintos convenios ambientales multilaterales.

En cuanto a los compromisos de los países para la próxima década, un participante compartió el compromiso de su gobierno de establecer nuevos parques marinos para la protección de los manglares, y la promoción de los comités locales para que sirvan como “ojos en el terreno”. Varios representantes gubernamentales anunciaron compromisos para aumentar la cobertura de las AP; entre ellos el ministro de uno de los países más grandes se comprometió a aumentar las áreas protegidas de su país a 27, y a ampliar 12s áreas protegidas para aumentar el territorio general PA en un 28% durante la próxima década. Un delegado reiteró la promesa que su país hizo en CMP 2014 de aumentar la cuota de AP al 20% del territorio de su país para el año 2020.

Un delegado destacó las iniciativas de su país para transformar al sector del medio ambiente, a partir –por ejemplo– del establecimiento de una economía viable de la vida silvestre que beneficie a todas las partes interesadas, y del crecimiento de la economía azul a través de la liberación del potencial de los océanos sin “despojarlos hasta que queden desnudos”.

Otro ministro prometió que su país, entre otras cosas, seguirá invirtiendo en la conservación de la diversidad biológica, creando conciencia entre los jóvenes y las comunidades locales, y frenando la caza furtiva.

Un viceministro anunció que, durante la próxima década, país, entre otras cosas: establecerá 60.000 nuevos puestos de trabajo sostenibles y dos millones de hectáreas de tierra conservada; colocará US$ 1 mil millones en activos en manos de los indígenas; y apoyará a más de un millón de beneficiarios que viven actualmente en la pobreza.

Al cerrar la sesión, Birmingham agradeció a los participantes por su pasión y compromiso, y les aseguró el compromiso de Australia de asegurar resultados positivos para las AP a nivel mundial, regional y nacional.

SESIONES DE LAS CORRIENTES

CORRIENTE CUATRO: Ecosistemas de agua dulce en Áreas Protegidas: Protección efectiva a través de Leyes de Conservación: Ben Boer, Comisión Mundial de Derecho Ambiental, señaló que a pesar de que la protección legal de los humedales suele ser controversial, algunos convenios como el del Patrimonio de la Humanidad, el CDB, la Convención sobre Especies Migratorias, la Convención de Ramsar y la Convención de las NU sobre Cursos de Agua han permitido la regulación de las leyes nacionales sobre los ecosistemas de agua dulce. También dio como ejemplo el caso que se dirimió en una Corte Federal del Ministerio de Medio Ambiente y Patrimonio de Australia contra Greentree sobre el sitio Ramsar Windella, por el que se impuso una multa de AUS$ 450.000 para que se limpien los humedales protegidos de la agricultura a un granjero y su empresa.

Lydia Slobodian, UICN, Centro de Derecho Ambiental, discutió sobre la Convención de Cursos de Agua de las Naciones Unidas y las obligaciones de las Partes en relación con las AP. Señaló que a pesar de que la definición de un curso de agua de acuerdo con la convención se refiere estrictamente a la propia agua, los problemas de captura se tratan bajo la “protección de los ecosistemas”, obligando a los Estados a proteger y preservar los ecosistemas de los cursos de aguas internacionales en forma individual y también conjunta.

Volker Mauerhofer, Universidad de Austria, se refirió al “Control de Convenciones”, una actividad que lleva a cabo en Austria para fomentar una mejor aplicación de los acuerdos ambientales multilaterales relacionados con la conservación. E informó que la evaluación de la aplicación mostró que el “Control de Convenciones” es un método fiable de evaluación y que en la gestión de las AP en Austria se han aplicado el 20% de las recomendaciones de esta herramienta.

En las discusiones subsiguientes, los participantes señalaron la necesidad de más creación de conciencia sobre las obligaciones y disposiciones de la Convención de los Cursos de Agua de las Naciones Unidas; y más interacción entre los ecologistas de agua dulce y los tribunales para que estos obtengan la evidencia científica necesaria en los casos contra el medio ambiente.

CORRIENTE SEIS: Soluciones inspiradoras: Paisajes marinos mejor gobernados como modelos para una vida sostenible: Hugh Govan, Red de Áreas Marinas Gestionadas Localmente (LMMA), moderó la sesión, pidiendo a los oradores que reflexionen sobre: soluciones para el desarrollo y la conexión de una gobernanza eficaz a través de múltiples escalas espaciales, incluyendo alentar a los encargados de formular políticas para que tengan en cuenta las soluciones de gobernanza local de los recursos; qué se puede aprender de los modelos tradicionales y locales de gobierno; y las soluciones más inspiradores de la planificación costera y marina sostenible para muchos sectores. Además, brindó ejemplos de aplicación de un enfoque de LMMA en Fiji, y señaló que los resultados iniciales indican que esta metodología de abajo hacia arriba, para la planificación de la conservación en redes de áreas marinas, pone a Fiji en camino de cumplir la Meta 11 de Aichi.

Jesse Hastings, Universidad Nacional de Singapur, compartió un ejemplo de Camboya en el que se estableció una zona de gestión de la pesca marina a través de un enfoque participativo que reunió a las comunidades, los pescadores, los diferentes niveles de gobierno y el sector privado, promoviendo el gobierno compartido. También señaló que esto representa un cambio en la planificación estándar de arriba hacia abajo.

Brian Jones, Blue Ventures, describió cómo las comunidades de Madagascar instituyeron clausuras voluntarias en la pesca del pulpo, y se asociaron con el sector privado para crecer y comercializar pepinos de mar. También Señaló que este sistema aumentó las reservas, ofreció incentivos para la buena gestión, y surgió como un enfoque más popular que las AMP, que a menudo se consideran “restrictivas”.

Sutej Hugu, Fundación Tao, ilustró la gestión de la pesca a través de normas y tabúes tradicionales que rigen cuáles especies se cosechan, dónde y cuándo. Y explicó que un “eco-calendario” define el final de la cosecha de peces voladores, coincidiendo con el inicio de la temporada de cría.

Purificació Canals, MedPAN, se refirió al proceso participativo de múltiples partes interesadas que condujo a la Hoja de Ruta de las AMP del Mediterráneo para 2020. Y destacó el modo en que un proceso colectivo, como el establecimiento de un fondo fiduciario regional para la protección del medio marino en la región, pudo lograr resultados concretos.

Los participantes hablaron de sus experiencias, incluyendo cómo las Áreas Conservadas Indígenas y Comunitarias (ICCA, por sus siglas en inglés) están utilizando modelos de gobierno tradicionales para lograr las Metas de Aichi, y que la conservación se difunda en las iniciativas de planificación espacial marina.

PLENARIO PARALELO I

En cuanto a los Objetivos de Conservación, Corriente 1, los líderes de la corriente destacaron el Informe Planeta Protegido 2014 recientemente presentado y la Lista Verde de Áreas Protegidas de la UICN. Describieron las principales recomendaciones de la corriente, incluyendo: ir más allá de los objetivos numéricos; centrar la acción “donde está la diversidad biológica y dónde se ve amenazada”; ocuparse del problema de que sólo el 24% de las AP se consideran bien gestionadas; centrarse en la obtención de recursos adecuados; luchar contra degradación legal y desclasificación oficial; y endosar nuevos tipos de gobernanza tales como los de las ICCA y AP privadas. Asimismo, subrayaron que se debe ir más allá de Meta 11 de Aichi (Áreas Protegidas), y señaló que algunos de los participantes de la corriente recomendaron el establecimiento de metas ambiciosas de gestión sostenible en hasta un 50% de tierra y paisajes marinos.

Con respecto al tema transversal del Patrimonio Mundial, los líderes de la corriente destacaron: la restauración de los sitios amenazados; la prevención de la actividad extractiva industrial en Sitios del Patrimonio Mundial; el desarrollo de criterios de los Sitios del Patrimonio Mundial para lo silvestre; un mayor énfasis en la conectividad entre los sitios; y garantizar el respeto de los derechos de los pueblos indígenas y su participación plena y efectiva en la gestión equitativa de los sitios del Patrimonio Mundial; y la distribución de los beneficios. También hicieron hincapié en el Panorama del Patrimonio Mundial 2014 de la UICN como una herramienta para involucrar a los socios en la administración de los sitios con el modelo COMPACT de planificación comunitaria y pequeñas donaciones.

Sobre Mejorar la Diversidad y Calidad de la Gobernanza, Corriente 6, los líderes de la corriente recomendaron: poner “fuera del negocio” al crimen transnacional contra la vida silvestre, a través de la gobernanza descentralizada de la fauna, mecanismos de trazabilidad y la cooperación transfronteriza; cambiar del paradigma de arriba hacia abajo hacia el gobierno compartido con una base legal fuerte; profundizar la comprensión de cuestiones de gobernanza a través de evaluaciones específicas para cada país; y elaborar normas y directrices de gobernanza. También señalaron la importancia de implementar políticas relacionadas con la gobernanza, como las estrategias nacionales de diversidad biológica y los planes de acción, y la observación de los derechos humanos consagrados en la Declaración de las NU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En cuanto a inspirar a una nueva generación, Corriente 8, los líderes de la corriente pusieron de relieve que las nuevas formas de abordar los desafíos de larga data de las AP debería incluir facilitar tutorías intergeneracionales, y el uso de plataformas línea y medios sociales para conectar las poblaciones urbanas con la naturaleza. También subrayaron cómo facilitar la interacción con la naturaleza en edades tempranas conduce a experiencias transformadoras, y engendra una cultura de la administración. Y destacaron una recomendación de celebrar una reunión con gente joven cada dos años para promover a los líderes actuales y futuros, y presentaron la contribución de la corriente a la Promesa de Sydney: el Pacto de los Jóvenes, que resume compromisos, principios y acciones.

PLENARIO PARALELO II

Ignace Schops, Federación EUROPARC, y Charlotte Karibuhoye, UICN CMAP, moderaron esta sesión.

Al informar sobre “Respondiendo al Cambio Climático”, Corriente 2, los líderes de la corriente describieron mensajes clave, en particular sobre la necesidad de: que las comunidades impulsen la adaptación para garantizar la apropiación y la sostenibilidad de las iniciativas; la creación de capacidades para la gestión de AP; la planificación de los objetivos de conservación con el cambio climático en mente; y una comunicación eficaz..

En cuanto a las recomendaciones, mencionaron, entre otras cosas: un llamado a que el resultado de la Conferencia sobre el Cambio Climático 2015 de las NU, en París, dé pleno reconocimiento a la diversidad biológica, los ecosistemas y las AP como herramientas clave para la adaptación al cambio climático; posicionar a las AP como soluciones al cambio climático; involucrar una nueva forma de pensar en la planificación y gestión de las áreas protegidas; y establecer nuevas y fortalecidas alianzas de adaptación al cambio climático para proteger los paisajes terrestres y marinos.

Los líderes de la Corriente 3 hicieron hincapié en liberar el valor de los parques y AP, conservando la diversidad biológica como recomendaciones clave para mejorar la salud y el bienestar. También mencionaron: el desarrollo de conocimiento e investigación; proporcionar a las comunidades indígenas acceso a lugares de importancia; integrar la salud preventiva en los procesos de planificación; desarrollar habilidades para que el sector de la salud y el bienestar se den cuenta del valor de las AP; el fortalecimiento de políticas para promover el papel de la naturaleza en la salud y el bienestar; y asegurar que todos los niños tengan la oportunidad de involucrarse con la naturaleza.

Con respecto a “Apoyar la Vida Humana”, Corriente 4, los líderes de la corriente describieron conclusiones y recomendaciones sobre tres cuestiones. Sus recomendaciones sobre seguridad alimentaria incluyeron: soluciones locales que pongan a las personas en el centro de la gestión; un enfoque de la conservación basado en los derechos humanos; y el reconocimiento de las contribuciones de las AP a la seguridad alimentaria. En cuanto al agua, la corriente reconoció a las AP como un elemento clave en la provisión de servicios relacionados con el agua. Los resultados relacionados con la reducción del riesgo de desastres se centraron en medidas prioritarias para avanzar en soluciones naturales, incluso a través de la ciencia, la gestión y la comunicación.

Sobre el tema transversal marino, los líderes temáticos destacaron la labor preparatoria a través de un marco estructurado en torno a “proteger más, participar más e invertir más”, y sintetizaron las principales recomendaciones sobre: metas de las AMP y eficacia de la gestión; integración con el marco del cambio climático para hacer avanzar a las AP como parte de la solución; la creación y gestión de AMP que sustenten las necesidades humanas, haciendo hincapié en la importancia de los servicios de los ecosistemas; la integración de los océanos en los ODS; el trabajo con las comunidades indígenas y locales; y el uso de las nuevas tecnologías para “participar, inspirar y gestionar”.

Durante el debate, los panelistas se ocuparon de: la gestión y ejecución de las áreas fuera de las aguas territoriales; ejemplos de promoción del patrimonio cultural; y maneras de mejorar la comunicación sobre los parques y las áreas protegidas, incluso a través de medios sociales, adoptando un lenguaje específico para cada público objetivo, y financiando los jóvenes profesionales para que participen en eventos como el CMP.

PLENARIO PARALELO III

Lee White, Agencia de Parques Nacionales de Gabón, y Mike Wong, Parques de Canadá, moderaron el debate.

Sobre la “Conciliación de los Desafíos del Desarrollo”, Corriente 5, los líderes de la corriente destacaron que la inversión en las AP ha recibido menos reconocimiento que el desarrollo de infraestructura, y destacaron la necesidad de información y datos pertinentes para las políticas, sobre todo en los PES, y de mecanismos innovadores para el financiamiento de las AP. En consecuencia, recomendaron, entre otras cosas: la integración de los valores de las PA en enfoques hacia el desarrollo económico; proporcionar enfoques para gestionar y conectar los paisajes terrestres y marinos; la integración de las AP en los planes sectoriales clave, los objetivos nacionales de desarrollo sostenible y el marco de ODS post 2015; y la garantía de salvaguardas sociales y ambientales para una mejor comprensión de los costos y beneficios, y las ventajas, desventajas y riesgos de las AP.

Corriente 7 sobre “Respetar el Conocimiento y la Cultura Indígena y Tradicional” informó que a pesar de que se ha logrado mucho desde el CMP de Durban, las comunidades indígenas y comunidades (ILC, por sus siglas en inglés) aún no son socios de pleno derecho en la gestión de AP, y recomendaron, que entre otras cosas: se reconozcan las tierras colectivas y los derechos de las ILC a la tierra y los mares; lograr la plena participación de las mujeres indígenas y los jóvenes en el desarrollo y mantenimiento de las áreas protegidas; que las AP observen los derechos de las comunidades indígenas y locales, de conformidad con la Declaración de las NU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; y que la UICN desarrolle una nueva categoría de AP indígenas. También recomendaron que: la distinción entre los sitios del patrimonio mundial natural y cultural se elimine; se creen oportunidades de educación formal para incluir las habilidades culturales indígenas y vías de acreditación para los guardaparques y rastreadores; y que se creen mecanismos de financiación innovadores para apoyar la promoción de las economías indígenas.

Con respecto al tema transversal del Desarrollo de Capacidades, los líderes temáticos recomendaron: generalizar el desarrollo de capacidades en todos los niveles de gestión de AP y sistemas de gobernanza nacionales; y el apoyo a la visión de un mundo en el que las instituciones y los individuos aprendan habilidades, e implementen las mejores prácticas para una gestión eficaz y un gobierno equitativo de todos los tipos de áreas protegidas, incluyendo los territorios gobernados por ILC. La corriente también propuso una Hoja de Ruta de Desarrollo de Capacidades que proporciones orientación para alcanzar los niveles de desarrollo de capacidades necesarios para una gestión eficaz.

Sobre el tema transversal de un Nuevo Compacto Social, los representantes de las Primeras Naciones de Canadá y de la comunidad maorí de Nueva Zelanda pidieron una honesta reevaluación de las injusticias históricas hechas en nombre de la conservación, y que se pase de la fragmentación a la integración, “dentro y fuera”.

Durante los debates, los participantes dijeron que: el CMP ha permitido diálogos y creación de redes; que las cuestiones relacionadas con el crecimiento económico fueron el “elefante en la habitación”, y requieren de mayor consideración; y que las inversiones en las AP tienen que conciliar las necesidades del medio ambiente y las personas.

DIÁLOGOS DE LOS LÍDERES MUNDIALES

Un acto de equilibrio: Cómo el apetito por los recursos minerales define el destino de las Áreas Protegidas: Al presentar la sesión, el moderador Thomas Friedman, de The New York Times, hizo hincapié en la necesidad de una mejor comprensión de la naturaleza de las compensaciones económicas y ambientales, señalando que las AP no son “sólo grandes parques zoológicos”, sino que son motores para el desarrollo económico.

Emmanuel de Merode, Jefe Warden, Parque Nacional de Virunga, República Democrática del Congo, contrastó el número de muertos por el reciente conflicto con la posibilidad de proporcionar muchos nuevos puestos de trabajo en sectores basados en los recursos naturales. Y señaló que la administración del parque fue “una isla de estabilidad” en la región.

Melissa George, Presidente del Comité Asesor Indígena, Australia, señaló que si bien los aborígenes australianos tienen “un lugar en la mesa” para negociar la participación en los beneficios de las actividades extractivas, tanto la irreversibilidad de tales actividades como sus impactos acumulados deben ser considerados.

Anthony Hodge, Presidente del Consejo Internacional de Minería y Metales, preguntó cómo se pueden diseñar proyectos mineros que garanticen tanto el bienestar humano como del ecosistema; y agregó que, en muchas jurisdicciones de todo el mundo, las responsabilidades para la gestión de los costos del riesgo están hoy mal definidas .

Julia Marton-Lefevre, Directora General de la UICN, destacó que los costos de la gestión adecuada de una red global de AP equivalen a sólo el 2,5% del gasto militar mundial. Y, tras destacar el papel de los parques y las AP en el almacenamiento de carbono, dijo que los temas del Congreso están estrechamente vinculados con las cuestiones del cambio climático.

Hery Rajaonarimampianina, Presidente de Madagascar, pidió que el desarrollo económico se enmarque en un enfoque a largo plazo, sostenible, que incluya la consideración del bienestar humano. Destacó la necesidad de marcos jurídicos y reglamentarios, y de que los líderes y jefes de gobierno garanticen la compatibilidad de la inversión económica con la salvaguardia del medio ambiente natural.

Robert Hill, ex Ministro de Medio Ambiente de Australia, dijo que el apoyo adecuado a las AP requiere un equilibrio, señalando que es más fácil para su país, que para los países en desarrollo, para los valores naturales por delante de la ganancia económica.

Wang Wenbiao, Director Ejecutivo, Elion Resources Group, describió su carrera de 30 años en la lucha contra la desertificación y la degradación de la tierra en China. Dijo que, en su región natal, la reforestación y la restauración de los ecosistemas han aumentado los ingresos de US$ 100 per cápita al año en la década de 1980 a US$ 5.000 hoy, y han creado 100.000 puestos de trabajo, a través de la replantación de especies adecuados para condiciones frías y áridas, y de plantas utilizados en la medicina tradicional china.

Durante el debate, los participantes señalaron: la dificultad de conciliar los beneficios inmediatos de la extracción de minerales con un compromiso con las generaciones futuras; la necesidad de vivir de manera más sencilla y reducir los impactos ambientales; y el valor de llevar a cabo Evaluaciones Ambientales Estratégicas antes de comenzar los proyectos extractivos.

Los mensajes “para llevar” de los panelistas incluyeron: la necesidad del consentimiento libre, previo e informado en relación con los proyectos de extracción de minerales; la introducción de una fuerte declaración de “no avanzar” sobre la conservación en la Promesa de Sydney; un foco en los ODS en 2015; y la necesidad de una gobernanza equitativa, justo e imparcial.