Comunicado referente al seguimiento de la muerte de dos cóndores en la Sierra Nevada de Santa Marta

Recuperación de cuerpos Cóndores Sierra Nevada 2018

Cóndor muerto Sierra Nevada de Santa Marta

Necropsia cóndores

El Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta y las Autoridades Tradicionales del Pueblo Kogui, en relación a la muerte de dos ejemplares de cóndor (Vultur gryphus) en la Sierra Nevada de Santa Marta, se permiten informar a la opinión publica lo siguiente:

De acuerdo a la investigación realizada con el apoyo de expertos y personal técnico del Instituto Alexander Von Humboldt, la Universidad de Cartagena, Corpamag, la fundación Bioparque ‘La Reserva’ y el Parque Jaime Duque, se estableció que la muerte de los cóndores ocurrió por ingestión de trozos de carne contaminados con Carbofurano. Considerando la gravedad del hecho se realizó una reunión conjunta entre las autoridades del pueblo Kogui y Parque Sierra Nevada en la que se analizó la situación y determinaron las acciones correspondientes.

En dicha reunión, en la cual participaron mamos, directivos, autoridades y miembros de las comunidades de las cuencas de los ríos Frío y Sevilla, se abordaron de manera general los conflictos que se presentan en la Sierra Nevada y los resultados de la investigación de la muerte de los cóndores, en este sentido las autoridades del pueblo Kogui presentaron los siguientes considerandos sobre el hecho:

Para los pueblos Kogui, Arhuaco, Wiwa y Kankuamo el cóndor es una figura de autoridad dentro del territorio ancestral, encargado de vigilar y mantener el orden de la Sierra Nevada de Santa Marta. “El cóndor ha existido desde su origen en nuestro territorio, poseemos unos principios y conocimientos sobre su hábitat y manejo ancestral, con los que lo hemos cuidado y protegido desde siempre. Teniendo en cuenta los principios y valores de los pueblos indígenas, la muerte de los cóndores se considera como un delito grave contra los padres espirituales y atenta contra los principios inmersos en la Ley de Origen”.

  1. En ese sentido las autoridades del pueblo Kogui ya adelantamos el proceso de investigaciones internas por parte de las autoridades competentes en esa zona, para determinar las responsabilidades en la muerte de los cóndores, el autor de este acto contra la naturaleza ya fue identificado y será tratado con toda la rigurosidad de la Ley de Origen. El proceso de resarcimiento y reparación del equilibrio natural que debe realizar, se deberá prolongar mucho tiempo después que deje de existir. Esto se hará bajo la supervisión y seguimiento de las autoridades tradicionales del pueblo Kogui”.
  2. “Sin embargo, para el pueblo Kogui, el conflicto por la muerte de los cóndores va más allá del trágico hecho, y es el resultado de múltiples anomalías que se presentan en la Sierra ocasionadas por la falta de políticas de control efectivas y protección de la naturaleza en zonas sensibles de manejo. Sitios como los páramos son considerados por los cuatro pueblos como lugares sagrados y fuente de vida, donde se cumple la función de mantener la dinámica cultural de los linajes. Estos lugares se han afectado por diversas actividades como el turismo y expediciones científicas realizados sin permisos de la autoridad ambiental, ni el consentimiento de las autoridades tradicionales del pueblo Kogui”.

En aras de no repetir hechos lamentables en los páramos y otras zonas sensibles de la Sierra Nevada se acordó entre las autoridades del pueblo Kogui y el personal de Parques Nacionales Naturales de Colombia implementar los siguientes lineamientos estratégicos en el territorio:

  1. Se adelantarán los procesos necesarios junto a las entidades competentes (Instituto Alexander Von Humboldt y Fuerza Aérea Colombiana) para garantizar el regreso de los cuerpos de los cóndores a los sitios sagrados para realizar los rituales mortuorios.
  2. Avanzar en una estrategia que permita consolidar, junto a los pueblos indígenas, el reconocimiento de los límites en el territorio de área protegida, los resguardos y el territorio ancestral, las especies de interés ambiental y cultural para la Sierra y la resolución de conflictos con fauna en sitios de conservación estratégica.
  3. Estructurar un modelo de coordinación que incluya recorridos de monitoreo de la parte natural y cultural, control y fortalecimiento del ejercicio de gobierno propio de la autoridad ambiental y tradicional en el territorio dentro del proceso de construcción conjunta del Plan de Manejo del Parque Nacional Natural Sierra Nevada de Santa Marta.
  4. Crear una mesa de trabajo entre las autoridades ambientales, la Agencia Nacional de Tierras y las autoridades indígenas para el saneamiento del Parque y del resguardo en las zonas de los ríos Frío, Sevilla y Tucurinca, así como acciones para recuperar zonas ambientales estratégicas como los páramos para recuperar el equilibrio y armonía ambiental y cultural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.