Cierre de Playa Blanca sin marcha atrás: la medida es necesaria para la sostenibilidad del ecosistema

Cartagena, 23 de mayo de 2018

Compartimos comunicado de Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible:

• La medida de cierre paulatino aplica entre los meses de mayo y noviembre para proteger la tortuga carey, que está en peligro de extinción.

• Los vertimientos las lagunas internas también hubieran podido generar el cierre de esta zona de la playa.

Luego de una semana de hacerse efectiva la notificación oficial a la Alcaldía de Cartagena, cuando el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible ordenó el cierre paulatino del sector norte de Playa Blanca en la isla de Barú, se realizó la primera mesa de trabajo en cabeza de Edgar Rojas, asesor del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Andrea Ramírez, directora de Asuntos Marinos, Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio de Ambiente, quienes se reunieron con las autoridades locales para brindar acompañamiento en la elaboración del plan de acción que debe estar listo a partir del 15 de junio y debe contemplar medidas para garantizar el mínimo vital de los nativos que ejercen allí su actividad económica.

“Las comunidades harán parte del procedimiento del cierre temporal de la playa porque van a aportar el conocimiento que tienen de la zona, y seguramente con el tiempo, se van a convertir en protectores de esta especie en vía de extinción”, señaló Rojas.

Para el alcalde de Cartagena, Antonio Quinto Guerra, el cierre se debe cumplir y por ello se adelanta la caracterización de las personas o familias que resulten impactadas por la medida para tomar las acciones pertinentes.

“Queremos que una vez se aplique la medida, no genere traumatismos, tanto para el turista y los nativos, como para la población en general”, señaló el Alcalde y agregó que se identificarán las personas que resulten impactadas durante el tiempo de anidación de la tortuga, “para que así podamos garantizarles condiciones de vida digna, puesto que en la zona viven cerca de 450 personas que realizan actividades de operarios turísticos, por eso no queremos afectar su mínimo vital”.

Por su parte, la Armada Nacional se comprometió a la donación de 10 boyas para el proceso de señalización, así mismo Cardique reiteró que aplicará las medidas preventivas de suspensión de actividades por vertimientos, que han aumentado la contaminación de las lagunas internas.

Además de Parques Nacionales Naturales, en la mesa de trabajo también estuvo presente la Policía Nacional, que incrementará los operativos de control durante los 7 meses de cierre para garantizar la recuperación del espacio público.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible seguirá acompañando la medida y brindando acompañamiento técnico para garantizar la protección de esta especie en peligro crítico de extinción, cumpliendo así con el mandato constitucional de procurar la protección de las riquezas naturales de la nación, de allí que esta medida de urgencia sea considerada la más idónea y necesaria para evitar un daño irreversible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.