Áreas protegidas: esenciales en la respuesta global al cambio climático #DíaMundialdelClima

Huracán visto desde el espacio

Hoy 26 de marzo se celebra el Día Mundial del Clima, una invitación a todas las personas a reflexionar sobre nuestro estilo de vida, patrones de consumo y la forma en que estos influyen sobre el clima. Esta fecha pone en la agenda pública la importancia de exigir la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de un modelo de desarrollo más limpio y de aumentar sus mecanismos de captura.

El calentamiento global y sus consecuencias sobre el sistema climático mundial son realidades que ya no admiten discusión. Así lo confirman el aumento del promedio de la temperatura del aire y los océanos, el derretimiento de glaciares y masas polares y el aumento del nivel del mar. Existe evidencia de que en los últimos 50 años en la mayoría de las áreas terrestres ha habido menor cantidad de días fríos y heladas, han aumentado los días cálidos y las precipitaciones intensas y las olas de calor han sido más frecuentes y prolongadas. El cambio climático constituye una amenaza apremiante para todas las sociedades del mundo y evitar que sus efectos resulten irreversibles es uno de los grandes desafíos del milenio tanto para nuestra generación como para las generaciones futuras.

El planeta necesita con urgencia que se articulen y formulen programas, proyectos y planes de acción orientados a la adaptación al cambio climático, la disminución de la vulnerabilidad ante extremos climáticos y la implementación de las medidas de mitigación pactadas a nivel internacional. El desafío de los países es desarrollar políticas de estado con el compromiso y eficacia necesarios para evitar o minimizar los impactos negativos que afecten la calidad de vida de los ciudadanos.

Las áreas protegidas, línea de defensa ante el cambio climático

Las áreas protegidas son una parte esencial de la respuesta global al cambio climático. Desempeñan un papel importante en la mitigación y la adaptación, al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y ayudar a la sociedad a hacer frente a sus impactos, mediante el mantenimiento de los servicios ecosistémicos esenciales de los que dependen las personas. Muchas personas no tienen claro cuáles son estos servicios, valga la oportunidad para recordar sus cuatro categorías generales:
• Servicios de aprovisionamiento (alimentos, agua, minerales, productos farmacéuticos y energía)
• Servicios de regulación (captura de carbono y regulación del clima, descomposición de desechos, purificación de agua y aire, polinización de cultivos, y control de plagas y enfermedades)
• Servicios de apoyo (dispersión y reciclado de nutrientes, dispersión de semillas y producción primaria)
• Servicios culturales (inspiración cultural y espiritual, recreación y descubrimiento científico)

Las áreas protegidas mantienen servicios ecosistémicos esenciales que pueden aumentar la resistencia, la resiliencia y reducir la vulnerabilidad frente al cambio climático. Veamos algunos ejemplos:

  • A menudo son la fuente de agua pura para las ciudades, e incrementan el flujo de agua en las cuencas. Por ejemplo, 33 de las ciudades más grandes del mundo reciben agua potable de las cuencas hidrográficas en áreas protegidas.
  • Son fuente de alimentos sostenibles para las comunidades.
  • Conservan y ayudan a reproducir poblaciones de peces en áreas marinas y de agua dulce. Diferentes estudios demuestran que el tamaño de los peces y las poblaciones aumentan en las áreas marinas protegidas.
  • Facilitan los servicios de reproducción y polinización  de los cultivos a través de la fauna que albergan.
  • Los ecosistemas saludables en las áreas protegidas también previenen la expansión de enfermedades transmitidas por vectores y brindan acceso a medicinas tradicionales.
  • Contribuyen a aliviar las causas y los efectos del cambio climático a través de medidas de mitigación y adaptación incluidas en su gestión.
  • Evitan la pérdida de carbono que ya está presente en la vegetación y el suelo.

En conclusión, las áreas protegidas como las de nuestro sistema de Parques Nacionales Naturales, ayudar a mantener la integridad de los ecosistemas al:
– mantener las cuencas hidrográficas y la retención de agua en el suelo
– limitar la incursión en áreas propensas a incendios
– ayudar a mantener los sistemas de gestión tradicionales
– limitar la transformación del uso de la tierra
– reducir otras presiones como la caza furtiva, el pastoreo, la tala o la cosecha dentro de sus límites.

Las áreas protegidas amortiguan el clima local o regional según la escala, al:
– ayudar a reducir los impactos de eventos climáticos extremos, como tormentas, inundaciones, sequías y el aumento del nivel del mar
– proporcionar espacio para que las aguas de inundaciones se dispersen y absorban el impacto con la vegetación natural
– bloquear las marejadas ciclónicas con islas barrera, manglares, arrecifes de coral, dunas y marismas
– estabilizar el suelo y la nieve para detener el deslizamiento y reducir el movimiento una vez que se produce un deslizamiento
– ayudar a mitigar los efectos del cambio climático mediante la captura y el almacenamiento de CO2 de la atmósfera

Capturar dióxido de carbono para reducir el incremento del efecto invernadero

Las presiones del cambio climático u otros factores pueden socavar el secuestro de dióxido de carbono. Para hacer frente a estas presiones, la gestión de las áreas protegidas se puede modificar de forma que aumente su papel como sumideros naturales. Estas actividades incluyen la restauración activa y el apoyo de la regeneración natural. La reforestación y la protección efectiva de los ecosistemas forestales proporcionan un alto almacenamiento de biomasa y carbono. Por lo tanto, la protección a largo plazo proporcionada por las áreas protegidas existentes y el establecimiento de más nuevas áreas, ayudan a aumentar el almacenamiento de carbono.

La acción por el clima, la #13 de las metas globales por el desarrollo sostenible

Entre las 17 metas por el desarrollo sostenible, la número 13, hace relación a tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos. “El cambio climático es una amenaza real e innegable para toda nuestra civilización. Los efectos ya son visibles y serán catastróficos a menos que actuemos ahora. A través de la educación, la innovación y la adhesión a nuestros compromisos climáticos, podemos hacer los cambios necesarios para proteger el planeta. Estos cambios también brindan enormes oportunidades para modernizar nuestra infraestructura, lo que creará nuevos puestos de trabajo y promoverá una mayor prosperidad en todo el mundo”.

¿Y los ciudadanos de a pie, qué podemos hacer?

Comprar productos ecológicos. Lea el empaque para ver si los productos se producen de manera amigable con el ambiente.

Si tenemos la posibilidad, hacer compostaje con los restos de comida. Esto puede reducir el impacto del clima al mismo tiempo que recicla nutrientes.

Consumir menos carne y conviértase en vegetariano por al menos dos días a la semana. La industria de producción de carne tiene un gran impacto en el medio ambiente.

Compensar las emisiones de carbono apoyando una organización que se dedique a la mitigación o adaptación del cambio climático. Existen numerosas calculadoras virtuales de carbono que ayudan a revelar el impacto de nuestras acciones y productos consumidos en el ambiente. Una aquí: http://climateneutralnow.org/Pages/Home.aspx

Reciclar papel, vidrio, plástico, metal y aparatos electrónicos antiguos. Elegir productos reutilizables. Usar una bolsa ecológica para poner las compras y una botella de agua reutilizable o una taza para reducir el desperdicio de plástico. Pero sobre todo, no apoyar la obsolescencia programada. Buscar lo más durable y no caer en espirales de consumo sin sentido.

Andar en bicicleta, caminar o tomar el transporte público. Reservar el uso del carro para cuando tenga el cupo lleno.

Fuentes:

IUCN The Role of Protected Areas in Regard to Climate Change

https://www.globalgoals.org/

Ideam

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.