Exalmejeros del Vía Parque Isla de Salamanca reciben lancha para consolidar su emprendimiento ecoturístico

Entrega lancha e insumos comunidad ex almejeros VIPIS 1 noviembre 2018 2

DSC_0583

En abril pasado, veinte pescadores que representaban a igual número de familias y que durante más de 15 años vivieron de recolectar almejas dentro del Vía Parque Isla de Salamanca renunciaron a esta actividad ilegal que afectaba la estabilidad ambiental de esta área protegida nacional y decidieron dedicarse al ecoturismo.

En ese momento, y asociados bajo la empresa Asitours, los almejeros firmaron un acuerdo con Parques Nacionales Naturales para darle vida a esa intención de transformarse en intérpretes ambientales. Esto, como parte de los acuerdos por Uso, Ocupación y Tenencia (UOT) que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Parques Nacionales promueven en zonas protegidas con presencia de comunidades dentro de estos territorios o en sus zonas de amortiguación, y que han sido respaldados por el Apoyo Presupuestario Desarrollo Local Sostenible (DLS), que financia la Unión Europea.

Y como parte de un nuevo impulso que se le da esta apuesta por la legalidad, ayer, primero de noviembre, el grupo de pescadores recibió otro incentivo en su intento por consolidarse como un operador turístico, porque el Apoyo Presupuestario DLS, a través del Vía Parque Isla Salamanca, les entregó  equipos y materiales con los cuales podrán consolidar este emprendimiento.

Ellos ofrecerán a los visitantes recorridos por el río Magdalena. Por eso, recibieron una lancha para 25 personas con motor. Chalecos, un radio de comunicaciones, luces, un teléfono celular, un computador y una impresora. Esto se complementará con un cupo para combustible, que podrá amortiguar los primeros tres meses de la operación, y una póliza de seguros.

Adicionalmente, les entregaron el dominio de una página web, con el fin de que puedan hacer la promoción virtual de su actividad y en las redes sociales.

La protocolización de la entrega de los equipos se hizo con la presencia de Carolina Jarro, subdirectora de Gestión y Manejo de Parques Nacionales Naturales; Patricia Saldaña, directora del Vía Parque Isla de Salamanca, y de Robert León, Gunter Liepach y Holger Utermohlen, representantes de la Unión Europea y quienes participaron en una misión de verificación de las metas del Indicador 1 del programa Desarrollo Local Sostenible, relacionado con acuerdos para la solución de conflictos por Uso, Ocupación y Tenencia, y que incluyó una visita al Parque Nacional Tayrona. También participó Carmen Candelo, representante de WWF, organización que se encargó de realizar las compras de los equipos.

Para que los pescadores agrupados en Asitours puedan comenzar a operar apoyándose en canales públicos de promoción, requieren un permiso ante el Ministerio de Transporte que está en trámite y que podría estar listo a finales de diciembre. Por el momento, y mientras obtienen el permiso,  han promocionado sus servicios entre agencias de viajes y universidades y han realizado simulacros sobre lo que sería la prestación de los recorridos.   

Un pacto fruto de 4 años de trabajo

Jhon Jairo Ariza, representante de Asitours, ha explicado que en los últimos meses, aunque la empresa ecoturística no ha comenzado a operar, precisamente mientras se organiza legal y desde el punto de vista de la infraestructura, casi el 90 por ciento de los firmantes del acuerdo se han mantenido al margen de la extracción de la almejas. Renunciaron a ella luego de conversaciones que duraron más de 4 años con funcionarios de esta área nacional protegida y que se consolidaron a comienzos del 2018.

Los pescadores reconocieron el impacto que causaban sobre el entorno al recolectar las almejas, principalmente en tres sectores de esta zona protegida conocidos como Ciénaga del Torno, Las Piedras y Poza Verde. En ese momento ellos pudieron sopesar que, aunque podían obtener algún ingreso, los riesgos a los que se sometían por la extracción del molusco eran muy altos, un oficio que los exponía a sufrir de enfermedades respiratorias o de la piel por estar muchas horas dentro del agua. Incluso, como Parques Nacionales Naturales y autoridades ambientales locales debían mantener el control sobre la Isla de Salamanca, muchos de ellos fueron detenidos durante sus jornadas de búsqueda del recurso, además sus equipos, entre ellos algunas lanchas, fueron decomisados en varias ocasiones.

“Toda esta situación motivó a que los almejeros vieran que con el turismo pueden tener una mejor calidad de vida, como parte de una actividad lícita y que les puede dar ingresos adecuados”, explicó Patricia Saldaña, jefe del Vía Parque Isla de Salamanca, quien además se mostró confiada en que esta iniciativa pueda continuar y prolongarse en el tiempo, sin importar la presencia o el apoyo de Parques Nacionales o de la Unión Europea.

Los recorridos turísticos que ofrecerán los pescadores incluyen la Ruta de la Almeja, en la que contarán a los turistas su experiencia, ahora como protectores del recurso”, agregó Saldaña. El Vía Parque Isla de Salamanca los ha capacitado, los entrenó en el desarrollo de la estrategia de interpretación y les mostró experiencias turísticas exitosas en áreas protegidas como Otún Quimbaya.

Ariza ha manifestado que con el ecoturismo esperan no solo mejorar su calidad de vida, sino conservar el ambiente de la región.”El turismo será la estrategia para aportar, para enfrentar la degradación de los ecosistemas, estamos decididos a hacerlo”, opinó.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los comentarios se encuentran cerrados.